Ya solo faltan 4 jornadas para que la liga MX llegue a su fin; prácticamente ya están definidos los equipos que estarán presentes en la fiesta grande, pero no por ello deja de ser interesante nuestro torneo. Es por ello que traemos diez reflexiones acerca de lo que paso el fin de semana pasado.

León no tiene fallas.

No hay mejor equipo en la Liga MX que el León, no solo porque lo dicen los números, sino también por lo que se ve en el campo. Tiene un portero experimentado y seguro, una defensa aguerrida y un mediocampo creativo, además de una delantera letal. Es el principal favorito, pero hay que esperar la liguilla.

Caixinha logró enderezar el rumbo.

En algún momento la Máquina estaba fuera de la liguilla y con los problemas que atravesaba el conjunto, no se veía como pudieran recomponer el rumbo; sin embargo, Caixinha logró recomponer el rumbo y ya los tiene en el quinto lugar de la tabla, algo que era totalmente inesperado.

Tijuana tenía un as bajo la manga.

Queda claro que Tijuana tiro a la basura el torneo de Copa; lo que querían en la frontera era que América se confiara para poder sumar en la Liga. No hay otra explicación para el cambio que experimento el equipo, que a pesar de estar abajo en el marcador, encontró la forma de vencer a las Águilas.

El Lavolpismo está de regreso.

Un par de jornadas le tomó a Lavolpe ganar con el equipo escarlata y lo hizo de la mejor manera; con una goleada ante el cuadro de Monterrey. Ello no solo le da un respiro al técnico, sino también demuestra que sus conceptos y sus teorías no pierden su vigencia y están más presentes que nunca.

Marioni solo fue un espejismo.

Tras un inicio prometedor, Bruno Marioni y los Pumas han experimentado una caída libre que parece no tener fin; a pesar de los movimientos que ha hecho el técnico y del esfuerzo que parecen demostrar los jugadores, no se ve como el cuadro del Pedregal pueda lograr una victoria.

Lee también   10 razones para ser del Atlas

Morelia es incapaz de manejar resultados.

Una vez más el cuadro de Morelia terminó con un empate cuando tenía todo a favor para conseguir la victoria; no es la primera vez que le sucede al cuadro michoacano, lo que demuestra que el equipo ha pasado a ser una simple comparsa que ya no provoca ninguna emoción.

Herrera nunca dejara de quejarse.

Hace unas semanas, Miguel Herrera parecía que por fin había dejado de quejarse del arbitraje, que se iba a centrar en cuestiones futbolísticas; ilusos los que creímos eso, pues una vez más el entrenador americanista demostró que disfruta hablar más de los árbitros.

Monterrey necesita otro técnico.

Siendo el plantel más caro de la liga, Monterrey ha dejado mucho que desear a lo largo del torneo, en gran parte propiciado por su técnico, que no ha sido capaz de administrar los recursos que tiene a la mano. Rayados es el claro ejemplo de un rico nuevo que no sabe qué hacer cuando tiene dinero.

No le tendieron la cama a Salvador Reyes.

Santos anunció a mitad de semana que Salvador Reyes ya no era más técnico del equipo; teniendo el plantel que tiene, parecía que le habían tenido la cama al entrenador, pero el resultado ante Pachuca demuestra que no fue una tendida de cama, sino un plantel sobrevalorado.

Cada jornada que pasa Chivas se hace peor equipo.

Cuando parecía que el equipo de Chivas no podía caer más bajo, fue derrotado a domicilio por Lobos, un equipo que fue goleado la semana pasada; eso solo indica que el plantel rojiblanco se hace más malo conforme pasan las jornadas y que aún puede tener una caída más fuerte que en el que se encuentra ahora.