El Antídoto del Barcelona
El Antídoto del Barcelona

[Tiempo de lectura: 3 minutos]
[Canción para acompañar: «The End – The Doors»]

Un antídoto es una sustancia que se crea para acabar con los efectos de un veneno, toxina o algún químico, ya sea maligno o benigno. Su única función es contrarrestar dichos efectos y anular consecuencias. Los hay naturales, pero son prácticamente escasos. Aquellos que predominan, como muchas otras cosas en esta vida que existen gracias a la dependencia de un segundo, son los que el ser humano crea.

En la creación de un antídoto, el veneno ocupa un lugar importante –sino es que crucial– en la elaboración del mismo. Se debe analizar el origen, componentes, desarrollo y consecuencias de la toxina, una y otra vez. Estudiar su comportamiento constantemente y, en muchas ocasiones, ser conejillo de indias para sacar conclusiones finales. Ya cuando se obtiene el producto final para contrarrestar los efectos de la amenaza, su aplicación y resultados se aprecian en un pequeño lapso de tiempo, inversamente proporcional al empleado en su gestación. Esta última comparación de tiempos es irrelevante gracias al resultado físico y, sobre todo, sicológico que esta «victoria» genera. El sentirse sano, el sentirse invencible, el sentirse inmune, hace que las personas puedan cargar con cualquier otra sensación negativa.

Tuvieron que pasar más de 11,800 años para que Edward Jenner encontrara una cura para la Viruela. Más de 170 años transcurrieron, para que la gente en Brasil no siguiera falleciendo a causa de la mordedura de la Araña Bananera. Desde el 28 de mayo del 2010, el Real Madrid ha tenido que sufrir 6 derrotas y 6 empates, en 16 clásicos disputados. Ha tenido que bancarse 11 goles de Lionel Messi y otros 20 del resto del Barcelona. Ha visto como el club culé le ha privado de una Copa del Rey, una Liga, una Champions League y una Supercopa de España, sin contar las tres estocadas dolorosas que ha recibido en el mismísimo Santiago Bernabéu.

Lee también   Iniesta salva al Albacete de descender a tercera división

La venganza es un plato que sabe mejor si se sirve frío, como diría el buen Julio César. De tanto perseverar a través del sufrimiento, el Real Madrid ha encontrado el antídoto al letal Tiki-Taka y le ha puesto «CR7-Special1». En Italia, Inglaterra y España ya lo han utilizado con resultados satisfactorios para los enfermos.

Lo más curioso en estos momentos, es que aquellos que criticaban a los científicos que elaboraban dicho antídoto a medida que el tiempo pasaba –y pedían sus cabezas también por una labor «negligente»–, ahora serán los primeros en aplaudir las consecuencias y resultados, alegando que la confianza en la cura nunca se esfumó. Se sienten sanos, invencibles e inmunes… y ante eso, pueden cargar con cualquier otra sensación, incluso el arrepentimiento.

Sígueme en @Nicoliszt.