Terminan las rondas grupales de los torneos de clubes de la UEFA y viene la pausa invernal. Algunos están que se comen el pavo con media sonrisa a pesar de que no volverán a competición continental hasta el 2019. Sí deportivamente no fueron éxitos, pero en lo económico, es como un regalo en el pesebre.

La UEFA a sus equipos en fase de grupos, tanto en Champions League como en Europa League les da jugosos premios. Evidentemente, ahí no podemos contar los sonoros fracasos del Milan u Olympique Marsella,  o bien, equipos con prestigio europeo como Standard Lieja, Spartak Moscú, Anderlecht o Besiktas, que no trascendieron en la Europa League, pero a cuadros de países no tan desarrollados en el fútbol, como el Dudelange, les cae bien la “lanita” que les hace no regresarse tan molestos a casa.

Por eso nos vamos con equipos de Chipre, República Checa, Kazajistán o Hungría. A esos a los que la fama no les llega tan rápido y que con lo recibido, pueden rearmarse.

Europa League

La UEFA ha dispuesto que solo por estar en fase de grupos, cada equipo se embolsa 2,92 millones de euros. Aparte, hay un bonus  de 570.000 euros por victoria y 190.000 euros  por empate. Aparte, hay 162 millones de euros que se repartirán por concepto de Market Pool o audiencia por país. Serán cuotas ponderadas de acuerdo a la relevancia del mercado del país al cual pertenece al equipo más una ecuación de avance en la competición y como finalizó en su liga.  Es un cálculo que se hará al final del torneo y por ello no lo incluimos en el análisis.

El humilde Jablonec de Republica Checa, último de grupo con triunfo y dos empates se lleva a su casa 3,8 millones de euros y su gastos anuales son de 4,2. Casi cubiertos con su participación. El tercero de ese grupo, Astana de Kazajistán, le fue mejor pues cosechó 4,3 millones, la mitad del valor en el mercado de su plantilla y doblando los gastos anuales.

Videoton regresó a casa con los bolsillos llenos y con un inolvidable empate con Chelsea

Videoton, de Hungría se fue tercero y con 4,11 millones de euros en su haber, aparte de dejar un grato recuerdo al cerrar la participación en el grupo al empatar con Chelsea en casa 2-2. El cuadro, cuyo nombre pudiera pensarse que se trata de una maratón de películas, gasta en su plantilla 3,7 millones de euros. Así que solo en este rubro, recupera lo invertido.

Lee también   Sin bombos, sin platillos

El noruego Sarpsborg  vaya que hizo negocio. Con un triunfo y dos empates, se embolsó 3,8 millones de euros y el costo de su plantilla es de 2,7, incluyendo las cláusulas de rescisión. El costo del pago de salario no llega al millón de euros. Un equipo nórdico muy humilde que seguro tomará este ingreso como trampolín para crecer.

Apollon Limassol y AEK Larnaca se van a Chipre con buen dinero. Cada uno sumó 3,8 millones de euros y basta para pagar sus nóminas y algo más. Sus equipos están tasados alrededor de 8 millones de euros, así que si venden un jugador, será mucha más jugosa la ganancia.

 

El Dudelange hizo historia para su país y regresa con un buen dinero para ser más competitivo

Por último, en la siempre exótica Europa League hay un perdedor que terminó siendo un gran ganador: el humilde Dudelange de Luxemburgo. En su primera cita en la fase de grupos de cualquier competición UEFA, se llevó a casa duelos cerrados con Milan, un empate con Betis y 3 millones de euros. Su nómina se paga con 200 mil euros y la plantilla está valorada en apenas un millón. Ojalá este ingreso económico sirva para impulsar de nuevo hacia la élite a este simpático club que llamó mucho la atención por ser pionero en su país. Una nación, por cierto, sólida económicamente, así que de despertar patrocinios interesantes pudiera equiparar sus clubes a otras plazas europeas.

Estrella Roja se lleva a casa unas fuertes ganancias por haber estado en Champions

Champions League

Si nos vamos a Champions League, el caso más llamativo es el del Estrella Roja de Belgrado. Solo por participar, el cuadro serbio recibirá 15,25 millones de euros. A esa cantidad, hay que sumarle 2,7 millones de euros más por la única victoria que tuvo más otros 900 mil por un empate y 2,2 millones más por una tabla del coeficiente UEFA. Aún sin contar la repartición por el Market Pool, se estaría embolsando 21 millones de euros, casi el valor de su nómina, tasada en 23 millones según webs especializadas. Mejor suerte aún tuvo el  Viktoria Pilsen, que también suma un poco más de la veintena de millones, a la que se le añade 500.000 por entrar a la Europa League en dieciseisavos, al terminar tercero de su grupo, teniendo una de sus mejores participaciones en torneos europeos de su historia