Pese a la inmensa cantidad de dinero que genera el futbol mexicano, este no se distribuye de la mejor manera, pues a lo largo de la historia ha habido casos de equipos que por diversas circunstancias se han visto en la necesidad de dejar de pagar a sus jugadores. Ya sea por malos manejos, por nepotismo de sus dueños o por razones ajenas al futbol, jugadores y entrenadores y demás personal se han visto privados de su dinero, situación que ha terminado por verse reflejada en la cancha. El día de hoy presentamos un recuento de aquellos clubes que tuvieron adeudos con sus jugadores y que en muchos casos, no tuvo un buen final.

1.- Colibríes. La historia de Colibríes es la quizás la más sui generis en la historia del futbol mexicano. En su breve existencia se ganó una mala repetición debido a los conflictos que rodearon su existencia, pues desde su inicio se vio que el club no tenía la solidez para ser considerado un club de primera división. Su estadio no cumplía con los requisitos mínimos para ser sede de partidos, pero por razones desconocidas, fue aprobado para partidos de primera. El colmo de la situación fue que siempre tuvo deudas con sus jugadores, siendo que ellos mismo decían que compraban cosas tan elementales como agua y conos para entrenar. De manera esperada, el equipo descendió en el 2003 y en menos de seis meses, el equipo desapareció definitivamente del circuito futbolístico.

La lamentable historia de Colibríes en primera incluyó adeudos con sus jugadores

2.- León. En estos momentos, el León es un club afianzado y con finanzas sanas, pero no siempre fue así. Cuando descendió el club en el 2002, el club atravesó por una severa crisis que lo dejó al borde dela desaparición. Los malos manejos de gente como Guillermo Lara y Roberto Zermeño los hicieron salir y en su lugar llegó el controvertido empresario Carlos Ahumada, quien a pesar de tener un buen inicio, sus nexos con la política hicieron que dejara el cargo y entonces el club quedó a la deriva, pues no había un respaldo de un grupo económico fuerte, lo que a su vez ocasionó que el club dejara de pagar a sus jugadores. Gracias a los esfuerzos de la afición, que literalmente hizo de todo, el club se pudo sostener y no fue hasta la llegada de Grupo Pachuca, cuando el equipo tuvo el respaldo suficiente para poder regresar a la Primera División.

3.- Puebla. Desde la llegada de Francisco Bernat el club se ha ido hundiendo cada vez más y ni los cambios de directiva ni el descenso que ha sufrido el equipo han servido para recomponer el rumbo. Como todo club que tiene problemas económicos, se ha visto en la necesidad de dejar de pagar a sus jugadores, siendo el último episodio de esto en pleno 2017, cuando a mediados del torneo se dio a conocer que la directiva del cuadro poblano tenía ya varios meses de no pago a sus jugadores, lo cual se vio agravado por que se pensó que sería la misma situación que Jaguares, que estaba en una situación peor. No obstante, las aguas se calmaron y la situación se regularizó con la entrada en escena de TV Azteca, que puso el capital necesario para poder darle tranquilidad económica al equipo y a los jugadores.

La historia reciente del Puebla ha incluido adeudos con sus jugadores

4.- Atlas. Ser un club de socios tiene sus ventajas, pero también sus contras, siendo el Atlas el mayor ejemplo de ello. Luego de varios años en los que el club había visto disminuir su capital, la situación explotó en el año 2013, cuando se dio a conocer que el club tenía ya varios meses de adeudos con sus jugadores. Pese a que la situación se solucionó poco antes de que terminara el torneo, quedó claro que el equipo no podía seguir operando de esa forma, pues requería de una inyección de recursos que los socios no podían darle. Debido a esta situación, el grupo de socios determinó en el año 2013 vender el equipo a Grupo Salinas, quien su primera acción como jefe máximo fue pagar todas las deudas que tenía el club (incluyendo si había con los jugadores) y hacer que el equipo se olvidara del descenso y pensara en la Liguilla.

5.- Jaguares. Desde su polémico inicio, el club Jaguares vivió cerca del abismo por problemas económicos. Si bien tuvo años en los que se olvidó del descenso y hasta disputó una Copa Libertadores, lo cierto es que ello solo maquilló su condición de club humilde. La situación se puso de manifiesto con la llegada de la administración Chargoy, quien a pesar de que era visible que no podía manejar dos equipos, se hizo cargo del cuadro chiapaneco. Pronto se dieron a conocer los adeudos del club con los jugadores y pese a las múltiples advertencias que la Federación le hizo al club, este nunca recibió ni siquiera una amonestación por la irregular situación. No obstante, la falta de pagos inevitablemente se vio reflejada en la cancha, pues el equipo terminó por descender y finalmente, desaparecer.

Lee también   Militante panista llama simio a Ronaldinho
Jaguares terminó con adeudos demasiado grandes con sus jugadores

6.- Santos. Otro club víctima del controvertido empresario Carlos Ahumada fue el Santos. El empresario llegó al club a finales del 2003, justo cuando el equipo estaba en el umbral de disputar su primera Copa Libertadores. El equipo tuvo un gran papel quedándose en la ronda de cuartos de final luego de una polémica eliminación ante River Plate, pero esto solo ocultó la mala situación financiera que vivía el equipo, pues llegó un momento en el que el club no contaba con dinero para pagar a sus jugadores producto de las investigaciones de las que era objeto su presidente. Para resolver la situación, trascendió que a los jugadores se les pagaba con fajos de billetes, revelando la mala situación del club. Como consecuencia de ello, el club vio salir a sus máximas figuras y poco a poco se fue metiendo en problemas de descenso.

7.- Veracruz. Producto de los vaivenes que ha tenido el club a lo largo de su historia, el club del puerto jarocho no ha tenido la estabilidad suficiente y ello se ha visto reflejado en las finanzas del equipo. La última vez que se supo de que el equipo tenía problemas de adeudo con sus jugadores fue el año pasado, cuando trascendió que desde hacía meses el club tenía problemas de pago con sus jugadores. De inmediato el presidente del club, Fidel Kuri salió a desmentir esta situación, aclarando que todo era mentira de personas que hablaban sin fundamentos. Lo cierto es que no era la primera vez que el club se veía involucrado en cuestiones de ese tipo, por lo que lo habría de sorprender que el club nuevamente tenga rumores de adeudos con sus respectivos jugadores de futbol.

Veracruz también ha enfrentado adeudos con sus jugadores

8.- Atlante. Los Potros de Hierro dista mucho de ser el equipo grande que alguna vez fue. Ya desde su estancia en primera, el club sufrió toda clase de problemas que finalmente determinaron que el club descendiera de categoría. Sin embargo, esto solo empeoró más la situación del equipo, pues trajo como consecuencia la ruptura en la cúpula directiva, entre José Antonio García y Alejandro Burillo. La nueva administración no ha sabido implementar un proyecto deportivo y eso ha afectado a la parte financiera, que ha visto mermado su poder. La situación estalló a principios de año, cuando se dio a conocer que había jugadores a los que se debían hasta cinco meses de sueldo. Si bien la directiva ha dicho que ya se está al corriente, aún existen rumores de adeudos hacia los jugadores azulgranas.

9.- Querétaro. La historia de Gallos ha sido un interminable vaivén que ha visto mermada la parte deportiva y sobre todo la económica. Después de haber regresado a Primera División en el año 2009, el equipo sufrió para mantenerse en Primera, y justo cuando el equipo parecía que se afianzaba en el máximo circuito, un problema en el que estaba relacionado el entonces dueño Amado Yáñez termino afectando inevitablemente al club, que se vio en la necesidad de dejar de pagar a sus jugadores. Fueron más de 5 meses lo que el club adeudo en determinado momento a sus jugadores, situación que puso en entredicho la existencia del club. Fue hasta la llegada de los actuales dueños que el problema se solucionó y puso a los Gallos de pelear por el descenso a enfocarse en calificar a la Liguilla.

Hasta antes de la llegada de los actuales dueños, Querétaro sufrió serios problemas económicos

10.- Tijuana. El último club que parece que se ha unido a esta situación es Tijuana, club que desde que ascendió al primer circuito había tenido una evolución constante que le había permitido ser una institución con solvencia económica. La liga ganada, la Copa Libertadores y los lideratos de la tabla habían hecho del club un equipo que se había acostumbrado a pelear por los primeros planos y que por si fuera poco, trataba de buena forma a sus jugadores. Sin embargo, nada dura para siempre y la salida de Coudet ha puesto de manifiesto la falta de pagos en el equipo, situación que se hace extensiva a sus filial, los Dorados, por lo que el panorama no luce muy halagador para estas franquicias.