10 causas que llevaron a Perú a la final de la Copa América

 

Perú, equipo que llegó en mala forma a la Copa América Brasil 2019, hoy es finalista del torneo. En los amistosos, después de Rusia 2018, se le vio mal e incluso, contó varias derrotas vergonzosas.

Inició el torneo con dudas. Empató con Venezuela, venció a la aún más débil Bolivia y Brasil, su rival por el título, gozó anotándole 5-0 para cerrar convincentemente la fase de grupos.

Sin embargo, en los play-off se crecieron.  Le plantaron cara a uno muy favorito, Uruguay y eliminaron sin el más mínimo atenuante a Chile para instalarse en una final, instancia que no alcanzaban desde 1975.

¿Cómo cambió Perú en tan poco tiempo?  Parece que la lógica no alcanza al fútbol, sin embargo, los Incas, dirigidos por Ricardo Gareca, siguieron varios pasos y se encontraron con varias oportunidades que aprovecharon para llegar a la final en Río de Janeiro.

1- Cachetada Brasileña. Luego del 5-0, Perú tomó correctivos. Cerrar la fase de grupos con una paliza tan humillante y que aun así, tengas oportunidad de clasificar como mejor tercero, es un chance que tienes que aprovechar bien y cambiar.

2-Volver a la ilusión mundialista. Gareca se dejó de inventos: Volvió al 4-2-3-1, que había abandonado después del Mundial y utilizó la misma alineación que llevó a ese país a Rusia 2018 y que venció a Australia en el Mundial (2-0). Ya ese movimiento, generó sensaciones anímicas positivas.

3-Mensajes correctos.  En Perú, más allá de lo táctico, siempre hay un factor anímico que es importantísimo. Antes de los cuartos de final, se hablaba de guerrillas internas, de indirectas en redes sociales y de rencillas, en especial, con André Carillo, una gran figura peruana. Previo al trascendental partido ante Uruguay, tanto Gareca como el volante, lanzaron comunicados públicos donde aseguraban que el equipo estaba unido.

4- André Carrillo. Carrillo es un personaje raro. Venido del Al Hilal del fútbol árabe, se mostró displicente en los amistosos y por ello, el técnico Ricardo Gareca lo apartó, además de un tema interno de mala conducta. Ante un favorito como Uruguay, se dejó de miramientos y lo colocó de titular, como en esa alineación inolvidable mencionada arriba y su explosividad lo hizo rendir, tanto ante la Celeste como ante Chile.

Lee también   ¡Nunca antes visto! El curioso contragolpe en el fútbol brasileño

5-Recibir y pegar. Perú en la etapa eliminatoria mostró dos caras: Una, de monolítica resistencia en la que envió forzosamente a los penales a Uruguay (donde tuvieron el tino de eliminarlos) y otra, de proposición, de ataque contra Chile. Esta última, generaba muchas dudas sí era capaz Perú de proponer juego ante Chile. Y vaya que los puso contra las cuerdas.

6-Desactivar el circuito cerrado. Chile tiene uno de los mejores mediocampos de la Copa América. Y Perú supo cómo desarmarlo. El planteamiento de Gareca fue ocupar con más hombres el centro del campo e incluso, obligar a Carrillo a ir por el centro, que junto a sus compañeros ocupara mayor espacio tanto para dar salida al ataque como para recuperar.  Generalmente eran cuatro contra tres en la mitad de la cancha y la salida al ataque era fluida.

7-Pedro Gallese. El arquero de Alianza Lima no llegaba en buena forma para la Copa América. Muchos errores en la liga peruana hablaban incluso de su continuidad como titular. En los cuartos se creció en penales ante Uruguay y en semis, ante Chile, dio una verdadera exhibición de atajadas que supo cubrir a Perú cuando los australes lograban desbordar.

8-Confianza chilena. El técnico de Chile, el colombiano Reinaldo Rueda dio una revelación más que interesante: “Mentalmente quisimos jugar la final antes de resolver esta situación. Entramos pensando en el domingo, en evitar una amarilla y jugar la final”. Y agregó: “Creo que no entramos en el juego, es algo que no es típico y Chile no mostró la agresividad de los otros juegos”.

9-Paolo Guerrero. El capitán peruano, aunque no tiene el brillo de otrora, tiene el corazón de un león. Apareció para colaborar, para generar ataque, para hacer bonitos goles. Su entrega es contagiante y es parte fundamental de esta alegría.

10-El factor humano. Y posiblemente, lo más importante de todo esto. Hay un factor anímico importantísimo que hizo levantar al equipo y  aunque Brasil es teóricamente muy superior, al frente tendrá un equipo que cree mucho en sí mismo y más, luego de superar dos grandes obstáculos. Tras un arranque opaco, hay cohesión e ilusión en Perú.