10 maldiciones en los deportes.

El deporte en general está lleno de cosas curiosas e inexplicables. Las palabras “milagro” y “maldición” son recurrentes en el léxico deportivo y con bastante razón. En todos los deportes hay varias leyendas urbanas para explicar la decadencia de algunos equipos.

Hoy hablaréde las maldiciones deportivas más conocidas y efectivas a lo largo de la historia. No supersticiones (así que no veremos “la maldición del balón de oro”), no cábalas (por lo que no está lo de evitar tocar la orejona), verdaderas maldiciones, todas con una base claramente señalada que provoca la malaria.

Cabras, intercambio de jugadores y promesas incumplidas son sólo algunos ejemplos de esta lista. Algunas maldiciones persisten, otras terminaron, en otros cosos se tomó acción y se logró derrotar la maldición. Otras aparentemente serán ETERNAS. Comencemos.

10.- La Maldición del Gran Bambino.

the_legend_of_the_curse_of_the_bambino1

George Ruth, mejor conocido como Babe Ruth, era un picher espectacular y un bateador temible, dónde señalaba que la bola iría, ahí iba. Considerado por muchos como el mejor beisbolista de la historia, comenzó su carrera en 1914, con los Medias Rojas. Ganó en Boston 3 series Mundiales en cuatro años, la última en 1918.

En 1920 fue transferido a los Yankees de Nueva York por 100,000 dólares. En ese entonces los neoyorquinos no tenían ningún campeonato y compartían su estadio con los Gigantes. Babe Ruth llegó para darle a los Yankees un Nuevo Estadio y una historia ganadora. Consiguiendo 4 títulos con el equipo. Desde entonces, “los Bombarderos del Bronx” ganaron 26 series mundiales en el Siglo XX.

Los aficionados de Boston estaban enojados en esa época por haber intercambiado a su jugador especial por vil dinero y no perdonaron al equipo por eso. La suerte tampoco lo hizo, ya que los Medias Rojas encontraron la manera de pasar 86 años sin ganar una Serie Mundial, perdiendo en el camino 4 de ellas, todas en 7 juegos.

La novena de Boston rompió la maldición a lo grande, remontando un 0-3 en la serie de campeonato de la Liga Americana contra los mismísimos Yankees. Durante esa postemporada, los aficionados llevaban pancartas en las que se leían “I Forgive you” (los perdono) en alusión al Gran Bambino.

9.- La Maldición de Dora.

En 1994 Quilmes estaba en la segunda división argentina y Llevaban un punto más que Gimnasia y Esgrima Jujuy a cuatro fechas del término del torneo. Para asegurar el primer lugar y el ascenso directo, los dirigentes cerveceros decidieron ir a Chascomús para pedirle a una Bruja de nombre Dora que les ayudara con el título. La Bruja accedió, les cobró 4 mil dólares y los dirigentes decidieron pagarle una mitad de anticipo y la otra después. Dora les aseguró que El Lobo jujeño perdería 3-0

En la siguiente jornada los jujeños perdieron 3-0 contra Douglas Haig, mientras que el partido de Quilmes fue suspendido al minuto 10 por culpa de un proyectil que hirió a Enrique Cuenca Zaldivar, jugador del Morón. Cuenca viajó hasta Quilmes para pedir la otra mitad del dinero. Los dirigentes hicieron caso omiso a sus palabras y decidieron no pagarle por que aún no habían ganado su partido. Entonces la Bruja se enojó y despotricó contra el equipo, conjurándoles 13 años de mala suerte.

Quilmes perdió el partido contra Morón tras ir ganando 2-1 y con un penal fallado. Luego consiguió sólo 2 de los siguientes 9 puntos. Terminó en segundo lugar, jugó la Liguilla por el ascenso y terminó perdiendo contra Instituto de Córdoba. En 2001 la maldición cobró más fama, ya que Quilmes falló 3 veces seguidas en su intento por ascender.

Ese año los dirigentes fueron a Chascomús para pedirle perdón a Dora, pero ella había muerto y no hicieron más que poner un caro arreglo floral en su tumba. En 2004, tras 13 años en el descenso, lograron el ascenso a primera división. Cuenta la leyenda que un aficionado cervecero juró ponerle Dora a su hija si les quitaba la maldición.

8.- La Maldición de Bobby Layne.

i

Bobby Layne era un QB Súper estrella en la década de los 50. Con los Leones de Detroit ganó 3 campeonatos de la NFL, fue al Pro Bowl 4 veces y fue dos veces All Pro (mejor jugador de su posición elegido por los expertos). En 1958 los Leones lo transfirieron a los Acereros de Pittsburgh. Descontento por este trato, cuenta la leyenda que el legendario Mariscal de campo maldijo a los Leones, garantizando que no ganarían nada en 50 años.

Desde entonces los leones no han ganado nada. Sólo un partido de playoff desde entonces. No han tenido ningún QB decente y aunque Barry Sanders pudo hacerlos un equipo competente, no pudo llevarlos si quiera al Súper Tazón. Por si fuera poco, el año en el que acababa la maldición los Leones terminaron 0-16, siendo el único equipo que ha perdido tantos partidos en una sola temporada.

7.- Argentina no agradeció a la Virgen de Jujuy.

virgen-de-rio-blanco-y-paypaya_8871

En 1986 la selección argentina se preparaba para jugar el mundial en México. Carlos Bilardo decidió entrenar algunos días previos a la cita mundialista en la ciudad de Tilcara, ubicada en Jujuy, a una altitud de más de 2,000 msnm. Según la leyenda local, algunos jugadores albicelestes decidieron prometerle a la Virgen de Punta Corral, patrona de Tilcara, regresar a la ciudad jujeña en caso de coronarse campeones.

Argentina alzó la Copa y los agradecimientos fueron bastos. Pero ningún jugador volvió para agradecerle a la virgen jujeña. Desde entonces los argentinos han fallado en conseguir la Copa del Mundo de nueva cuenta. Dos finales perdidas, tres eliminaciones en cuartos, una en octavos y hasta una en fase de Grupos. Sin duda una época aciaga para una selección que ganó 2 mundiales en tres intentos.

6.- La Maldición del Garabato.

El América de Calí nació en 1927. Uno de sus fundadores y primeros jugadores fue Benjamín Urrea, un odontólogo a quien le decían de cariño “Garabato”. Fue este odontólogo quien maldijo al equipo caleño.

Lee también   Messi es convocado nuevamente por Argentina para los amistosos

En 1948 se decide por mayoría en Asamblea de Socios inscribir al América como Club Profesional de Fútbol: Garabato no apoyó la idea y dijo: «Que lo vuelvan profesional, que hagan del América lo que quieran pero juro por mi dios que nunca serán campeones…». Obviamente nadie le creyó… hasta que su hechizo comenzó a cumplirse.

En los siguientes 31 años el América de Cali no ganó nada. Tuvo que llegar 1979, cuando ‘Garabato’ y los miembros de la junta directiva del equipo hicieron una misa en el estadio Pascual Guerrero en la que se firmó un documento mediante el cual, oficialmente, se declaraba un equipo renovado y se le ponía fin a la maldición. El América logró su primer Campeonato Nacional en 1979. Y luego ganaría otros 12… Aunque no han ganado la Libertadores y perdieron 3 finales seguidas en los ochentas.

5.- La maldición de la Corregidora.

_estadiocorregidora_9ec3c354

La leyenda se hizo popular en 2007, cuando Jesús Galindo Zárate, en ese entonces presidente de la segunda división mexicana, señaló que en 1980, cuando los Atletas Campesinos ascendieron, su propietario exigió al gobernador Rafael Camacho Guzmán la construcción de un estadio, con la amenaza de largarse si no lo hacían. En esa ocasión se negó el gobernador y el equipo se fue a otra ciudad. Unos meses después se construyó un estadio para el Mundial… Pero sobre un panteón.

Cobras de Querétaro, Atlante y Tampíco Madero (En ese entonces TM Gallos Blancos) jugaron ahí un año y descendieron. Halcones de Querétaro jugó ahí unos años antes de desaparecer y Gallos Blancos ha jugado ahí desde 1990 y ha ascendido, descendido, aparecidos y desaparecido en varias ocasiones.

4.- La Maldición de Bela Guttman.

guttmannbela

En 1962, Bela Guttman dirigió al Benfica a un bicampeonato de la Copa de Europa. Esto fue un hito increíble en la historia del futbol. Parecía que una nueva era de dominio implacable se acercaba. Entonces el DT pidió un aumento y los directivos no quisieron pagarle. Bela se enojó y salió del lugar gritando: “En cien años desde hoy el Benfica sin mí NO ganará una copa europea”.

Desde entonces han pasado 53 años. Han perdido 5 finales de Champions League y 3 de Europa League. Equipos como el Aston Villa, el Atlético de Madrid, el Parma, el Göteborg, y hasta el Ipswich Town han ganado campeonatos internacionales. El Benfica lleva 0.

3.- La Maldición de la Cabra.

UNITED STATES - JUNE 01: Ushers Grabbing With Detroit S Goat At Chicago In Illinois On June 1945 (Photo by Keystone-France/Gamma-Keystone via Getty Images)

En 1945 Los Cachorros de Chicago jugaban la Serie Mundial contra los Tigres de Detroit. Se jugaba el juego 4 y los de Chicago ganaban la serie 2-1 y se jugaba el partido en su casa.

Billy Sianis, un inmigrante griego dueño de la taberna Billy’s Goat. Llegó al partido junto a una cabra de nombre Muprhy que era su amuleto. Tanto Sianis como la cabra tenían su boleto pagado. Entraron, pero al poco tiempo la gente comenzó a protestar por el mal olor y Philp Wrigley, dueño del equipo, bajó para pedirle que sacara a la Cabra. Sianis no quiso salirse y terminaron olbigándolo. A la salida del estadio dijo: “Los Cubs no volverán a ganar. ¡Nunca más ganarán las World Series hasta que no se le permita la entrada a la cabra al Wrigley Field!”. Perdieron ese partido y terminaron perdiendo la Serie.

Han pasado 75 años, trataron de meter a otras Cabras, a descendientes de Murphy, fueron hijos del señor Billy Sianis, trataron con alfombras rojas y carteles. Pero han pasado 70 años y no han regresado a la Serie mundial. Desde 1908 no han ganado la Serie Mundial y ni Marty McFly logró derrotar a la cabra.

2.- La Maldición del cilindro.

Regresamos a Argentina, una tierra mística y llena de espíritus, cábalas y creencias. En la tierra en que la ley le asegura un padrinazgo presidencial al séptimo hijo varón de una familia (ya saben, porque podría ser un hombre lobo), es normal que haya una maldición en cada esquina.

En la década de los sesentas Racing era dueño del futbol argentino, primer equipo tricampeón de Liga y en 1966 instauraron un récord de 39 partidos seguidos. Los hinchas de Independiente (clásico rival) estaban celosos y decidieron poner manos a la obra. La historia más popular reza que una noche el cuidador dejó pasar a unos hinchas del rival para conjurar la mala suerte de La Academia; enterraron siete gatos negros detrás de una de las porterías de La Academia y se fueron. Desde entonces pasaron 35 años hasta que Racing volviera a ganar un título.

En los ochentas decidieron buscar los gatos. Lo increíble es que encontraron los restos de 6 gatos. Pero el último nunca fue encontrado. Racing pasó de ser el equipo dominador de Argentina a ser una burla y a perder de manera inverosímil varias finales y partidos importantes

1.- La Maldición de William Penn.

maxresdefault

Pero ninguna maldición ha sido tan cruel y efectiva como la maldición de William Penn. Esta no afectó a un equipo, ni a un estadio, afectó a toda la ciudad de Philadelphia.

En 1987 la torre “One Liberty” fue construida en Philadelphia, convirtiéndose en el punto más alto de la ciudad, rompiendo la regla no escrita de que nadie puede estar por encima de William Penn. La estatua del fundador de Pensilvania se erigía en lo más alto del Ayuntamiento de la ciudad. Los fanáticos comenzaron a hablar sobre la Maldición de William Penn en mayo del 1987 cuando los Flyers cayeron ante los Petroleros de Edmonton en la serie final de la NHL.

La maldición acabó con la construcción del Comcast Center en 2008. Los arquitectos pusieron una estatua de William Penn en lo más alto de la torre, regresando todo a la normalidad. Los Phillies ganaron la serie mundial ese año.