Te traemos 10 razones por las que se odia al América.

Es 12 de Octubre y se celebra otro aniversario del descubrimiento de América. El día en el que Cristóbal Colón pisó este continente junto con su tripulación. El bueno de Cristóbal moriría sin saber que había encontrado un continente por el que no había pasado ningún europeo (Quizá algunos vikingos, pero eso es otra historia).

También cumple años uno de los clubes más importantes de México, un club que se denominó como el mismísimo continente, para reflejar la grandeza a la que aspiraba. Un equipo mediático, popular y ganador. El Club de Futbol América cumple 99 años el día de hoy.

Para celebrarlo no hablaremos de sus grandes figuras, ni recordaremos su fundación, no te daremos curiosidades de ellos. Hablaremos mejor de la parte más importante, significativa y emblemática del AME. El odio que provoca en todos los demás.

El América es el equipo más odiado de México, el que tiene más detractores y al que muchos quieren ver perder cada semana. Te traemos 10 puntos por los que la afición del futbol en México odia al América, por que para algunos es insoportable su existencia, por que el América es el club más grande en cuanto a detractores. Afilen los colmillos y preparen su ponzoña. Hoy toca odiar al Ave.

10 razones para odiar al américa

1.- El hecho de que sean el equipo de Televisa genera demasiado odio en muchas personas. En los últimos años se le han achacado a Televisa el 90% de las desgracias, tragedias y crisis que ha vivido el país. Falta de educación, pobreza, decadencia cultural y hasta los que nos gobiernan, para varios esto es culpa de Televisa. El América es el equipo que representa a esta televisora, el equipo que sirve de pantalla para que Televisa pueda robar y alterar cosas a su gusto. El América es Televisa y Televisa es el América. Por lo tanto, el equipo es en parte culpable de todo lo que pasa en el país. Por ese hecho muchos se han declarado “Antiamericanistas”, para demostrar su inconformidad con el sistema.

índice

2.- Ser el hijo de Televisa implica además una exposición mediática desmedida. Cuenta la leyenda de que el Clásico de Clásicos nació cuando Emilio Azcárraga padre compró al equipo (1959) y comenzó una campaña mediática para llevar a su equipo a lo más alto. Se convirtió en el equipo representativo de la Capital y creó una imagen del equipo “villano”. Le inyectó dinero para convertirlo en el equipo “rico” del país y, aprovechándose del éxito de Chivas y su política de sólo mexicanos, contrató a varios extranjeros para competir. Chivas era el equipo del pueblo y buena onda, mientras que el América era el equipo de la Elite y mala onda. Desde ahí comenzaron una campaña de odio contra el equipo que permeó muy bien, ya que el América era el malo, el de los millones, el odioso. Y así se ganó popularidad a la mala, con el cartel de malo en la frente, casi todos decidieron despreciarlo.

3.- Ahora, ser el malo no bastaba, se necesitaban trofeos en las vitrinas para que la gente les hiciera caso. Si no, sería un equipillo cualquiera que se esfuerza en molestar pero da más pena que desprecio. El América era un equipo gris en el profesionalismo con sólo un par de copas hasta que llegó Azcárraga Milmo. De ahí en adelante el América comenzaría a ganar Ligas como si las regalaran (Y así era), sobre todo desde que se instauró la Liguilla. 3 Ligas en los primeros 17 años, junto con otras dos copas y un Campeón de Campeones. En los 80’s comenzaría la dinastía azulcrema. Y aunque Chivas siempre estuvo ahí para tener más títulos, hace un año el América ya les dio la vuelta y ahora son el más ganador. El éxito siempre provoca envidia, y si el éxito lo tiene el equipo que se esfuerza por ser odiado y se vanagloria de eso, pues más.

4.- Pero, ¿Qué sería de un villano si no comete actos infames? El malo se gana ese nombre por sus actos malvados, y esos sobran en la historia americanista. Robos arbitrales en finales, semifinales y hasta en amistosos se cuentan en su historia como si nadie más robara. Ser de la empresa más poderosa del país y tener a tu alrededor una campaña que se enfoca en que te odien hace que los errores a tu favor se magnifiquen, y si además esos errores son graves, la palabra robo siempre va a salir reluciendo. Dos expulsados del Toluca en la final del 71’. 2 penales a favor y tres expulsados a Leones Negros en la final del 76’. La Noche Negra de Querétaro contra Pumas en el 85’. Los penales contra Monarcas en las semifinales de 1988. La final contra su hermano, el Necaxa, en 2002. Y eso sólo en finales y semifinales. Sin duda el América está rodeado de polémica y villanía.

5.- Pero no sólo de robos se hace grande un equipo, también necesitan algo de épica y el América, aunque duela aceptarlo ha tenido de esta a lo largo de su historia. El América es un equipo que nunca se rinde y al que menos le tiemblan las piernas a la hora de la verdad. Además de robos, en su historia hay remontadas épicas que no se han presenciado en el futbol mexicano. El 1-4 que regresaron en la final del PRODE contra Tampico Madero. El regreso frente al Necaxa en el Verano 2002. Regresaron un 2-4 contra Flamengo en Copa Libertadores. La final del Clausura 2013 contra Cruz Azul con remate del portero incluido. El América nunca se rinde y nunca va a dejar de pelear, y eso genera que los rivales se desesperen. Perder contra el equipo odiado siempre duele, pero perder luego de que era imposible perder y ellos ya estaban tirados en el suelo y uno se sentía en las nubes, contra el odiado rival… eso genera tirria.

Lee también   Asesinan a pareja americanista en Torreón

6.- Son un equipo con resultados muy buenos contra los otros grandes. Las rachas de imbatibilidad del América contra sus rivales más odiados también generan desprecio. América es papá de Pumas en Liguilla. Por 7 años los cruzazulinos sufrimos la imposibilidad de ganarle a los cremas. La única final entre Chivas y América la ganó el Ave. Si hay algo peor que las remontadas épicas, es el hecho de no lograr ganar, bajo ninguna circunstancia, que no importa qué tan mal lleguen, se van a salvar y van a salir felices y sonrientes, pues te ganaron, aún siendo los más malos.

7.- El jugador del América entiende lo que significa portar la camiseta del AME, por lo que debe actuar conforme a su camiseta. Desde Roca y Cárdenas hasta Cuauhtémoc Blanco y Rubens Sambueza, los futbolistas del América que son referentes son agrandados, prepotentes y hacen declaraciones polémicas. El villano siempre generará más odio y más ganas de verlo caer cuando es un bocón y un presumido. La mayoría de los referentes lo entienden y se prestan para este negocio, sobre todo los mexicanos, los que crecieron conociendo al América. José Antonio Roca declarando que antes de perder contra Chivas había que morirse. Cuauhtémoc Blanco y sus polémicos festejos. Zelada y sus burlas para el rival cuando les atajaba. Sin duda el América ha estado lleno de personajes odiosos, si no odiabas al equipo, terminas por odiar al jorobado de los pases geniales que se cae por cualquier roce.

8.- Es momento de hablar del hombre que destapó todos los errores del Americanismo y convirtió al antiamericanismo en un estilo de vida. José Ramón Fernández. Él y todo su equipo se han encargado, en la plataforma en la que estén, de revelar todos los males del conjunto emplumado. Siempre metiendo intriga, siempre señalando los errores arbitrales a su favor, siempre insinuando que Televisa está detrás de todo, siempre sacando polémica a costa del club de Coapa. Él y su equipo han “señalado y desenmascarado” todos los trapos sucios del América. Magnificando cada error arbitral a favor del América y ocultando los que pueda haber en contra. En su papel de paladín de la justicia, decidió encarar a Televisa y al América, siendo de los primeros en atreverse. Mucha gente le creyó y así fue como se formalizó el antiamericanismo, todos los que no soportaban lo que el América representa, encontraron en él la figura a quién creer y así se extendió la palabra. Ahora a muchos les parece gastada y excesiva su fórmula, pero sin duda pegó.

9.- Vayamos a los puntos quizá más importantes, ya que estos escapan de la estrategia del club o del club por si mismo. Las barras del América (Ritual del Kaos y Monumental) son consideradas de manera casi unánime como las más desesperantes, agresivas y delictivas de México. Topan camiones, apartan trenes completos del Tren Ligero, causan desmanes por todo Santa Úrsula cuando hay partido. Se han filtrado decenas de noticias en las que los barristas agreden a aficionados en la cancha, en las inmediaciones y hasta a kilómetros de ahí. Recordemos que ellos fueron los que lanzaron sillas y carretillas contra el Sao Caetano en 2005. Son barras conocidas por su violencia, a veces hasta entre ellos. Son las barras que más desprecio causan, por que han alejado a las familias de los estadios.

2013.02.28-violencia1

10.- Pero su afición no sólo molesta en los estadios, en redes sociales han encontrado un refugio para hablar de “El más grande” de una manera que tiende a hartar a todos. Imposible dialogar con ellos, cerrados y agresivos como pocos. Para el mundo del internet no hay aficionado más molesto que el “AME”. Frases como “Odiame más” “anti” “el más grande” pululan en la red y hacen que encontrar a un americanista centrado con quien se pueda dialogar parezca un sueño (Pero sí los hay, Palabra). Si bien no todos son así, los muchos o pocos que actúan de esta manera siempre se notan más, y curiosamente la mayoría le van al mismo equipo. Si de por si el equipo está previsto para ser odiado, tener aficionados tan detestables le hace el trabajo gratis a Azcárraga y a José Ramón. El estereotipo de americanista se les metió a algunos.