10 reflexiones:  ¿Por qué la final de la Copa América será mejor que la de la Euro?

 

Bien, bien. Hemos llegado al último fin de semana de competiciones de selecciones en Europa y Sudamérica. Y si bien, a la mayoría le ha gustado mucho más la Euro, por estos bytes le hemos dado mayor cobertura al viejo continente, hemos reflexionado y apuntamos a que la final, será mejor la Sudamericana que la Europea.

No se va a cambiar el discurso. La Copa América fue hecha a los apuros, cambió varias veces la sede en horas y se jugó en Brasil, lejos de sus escenarios iniciales. Hubo brotes fuertes de Covid-19, las canchas estaban en mal estado y la fase de grupos fue de risa: pasaban cuatro de cinco.

Pero,  a pesar de que son selecciones campeonas del mundo las finalistas de este fin de semana (Italia vs. Inglaterra, Brasil vs. Argentina), la sudamericana pudiera remediar un poco el mal torneo que fue la Copa América.

Vamos con diez reflexiones a ver si te convencemos.

 

1-Es un clásico

Empecemos por ahí. Es el clásico de selecciones más marcado a nivel mundial y tiene una carga emotiva enorme. Si bien los Italia-Inglaterra también tienen trayectoria, nada iguala la carga emotiva de un Brasil-Argentina.  

2-Dos cracks de altísimo perfil

Ambos equipos están liderados por dos super estrellas del mundo del fútbol: Neymar contra Messi. Es un duelo por una final y la tensión será mayor. Ambos están en la misma mesa que Cristiano Ronaldo o Mbappé. En la final de la Euro hay equipos muy colectivos pero sin una mega-estrella. Punto para Conmebol.

3-Historial parejo

Aunque Brasil tiene cinco mundiales, los choques con Argentina son bien parejos. En total han disputado 107 juegos, han empatado en 25 ocasiones; Brasil ganó 42 y Argentina 40. Eso le añade más tensión al ambiente.

4-Un Messi crecido

Lionel se ha visto compenetrado con la selección como pocas veces. Canta el himno (algo que se le reclamaba antes), hace de capitán con todas las de la ley e impulsa el equipo hacia adelante. Numéricamente, va de maravillas: Cuatro goles y cinco asistencias.  El 84.4% de sus pases son buenos y ha creado nueve  ocasiones de gol, participando en las jugadas de otros dos y así, tener presencia en el 100% de los goles argentinos.

Lee también   Neymar volvió a entrenar con el PSG

5-Argentina en alza

De la mano de un Messi en gran momento, Argentina ha mejorado mucho su nivel de juego. Ataca bastante, se ve equilibrada. En la Eliminatoria Sudamericana se le ve marchar a paso firme, pero en la Copa América, el subestimado Scaloni , le ha dado otro nivel a este equipo que ha desempolvado viejas ilusiones.

6-Brasil, la esperanza de Sudamérica

Conmebol va para veinte años sin ganar una Copa del Mundo y su último campeón fue Brasil en 2002. Europa ha sacado mucha ventaja al continente. Sin embargo, Brasil es la selección más completa del continente (favorita, demás), con figuras en las principales ligas del mundo y un Neymar en buen nivel. Ganar la Copa, de nuevo, le dará un aventón anímico para pelear con todo en Catar 2022.

7-El último reducto de magia

Con Messi y Neymar a la cabeza, se espera un despliegue de regates, fantasías y demás. En el fútbol moderno esto ha ido desapareciendo en favor del resultado, del evitar ganar. Conmebol ganaría puntos si se desata una final abierta, buscando la belleza originaria de la región.

8-El factor Maracaná

Si bien el Maracaná es un estadio feliz para Brasil, donde ha ganado Copas América, Medalla de Oro y es un fuerte inexpugnable para su selección (habíamos hecho un trabajo sobre eso en 2019), el mundo recuerda este estadio por la derrota de Brasil, anfitriona del Mundial 1950 ante Uruguay que significó el título para los celestes y una vergüenza nacional para los amazónicos. Argentina quiere tirar de ello.

9-Las hinchadas

Aunque no se llenará el estadio (habrá cerca del 10% disponible para intereses Conmebol, de la AFA y la CBF), en redes es muy colorida la rivalidad Brasil-Argentina. Las putedas, los memes, las canciones compuestas. Ambas aficiones son un espectáculo en sí y este partido le pondrá más pincante a la rivalidad.

10-Recuerdos de los más grandes

Primera Copa América sin Maradona merodeando y en la Brasil del eterno Pelé. Pelé y Maradona, símbolos imborrables del fútbol pintados por generaciones en estos duelos. Nunca se enfrentaron, pero sí lo hicieron sus “descendientes” en miles de batallas con sus nombres como bandera. Las hinchadas aún corean estos nombres.