10 reflexiones sobre la Serie A 2019-2020

Bajó el telón la última liga de las grandes de Europa. Italia, país especialmente azotado por la pandemia global del Covid-19 supo sacar adelante su campeonato y terminarlo sin mayores complicaciones.

Al fútbol no se le explica solo con números. Si se mira la tabla final, Juventus ganó con un punto por encima del Inter. La verdad es que el negriazul de Milan ni cerca tuvo de intimidar al campeón más dudoso de los últimos años. Mejor sabor dejaron otros que vinieron abajo, como AC Milan o Atalanta.

Sea lo que sea, es importante que esta liga haya llegado a su fin, con emociones, campeones, descendidos y cupos a Europa repartidos. Dejamos diez reflexiones de esta accidentada temporada del Calcio.

I-El “Súper Inter” nunca lo fue

Previo al arranque del torneo y sin sospechas de que una pandemia pondría de cabeza a la humanidad. Con la llegada de Romelu Lukaku, Alexis Sánchez, Christian Eriksen, Nicolo Barella, Diego Godín o Stefano Sensi, por nombrar algunos, se veía un plantel capaz de destronar a la Juventus. No pasó y tampoco se puede tomar como referencia que quedaron a un punto de la Juventus. Casi ni lo asustó en la pelea por la cima.

Inter no pudo capitalizar la irregularidad de una Juventus que cojeó en el regreso tras la pandemia. Entre otros factores, fue que Inter cedió muchos empates, varios de ellos en duelos decisivos y que parecían ganados. De los diez empates conseguidos en toda la temporada, seis fueron partidos que iban arriba y en los instantes finales le robaron el triunfo. Más otros dos, que empezaron ganando, les voltearon el juego y al final rescataron un punto. Falta intensidad y concentración.

II-El desplome de la Lazio

Quien sí le metió presión a la “Vieja Señora”, fue la Lazio, que incluso se atrevió a quitarle la cima por varias jornadas. El parón agarró a los capitalinos a un punto del líder, Juventus, y con una prometedora racha de 21 partidos sin perder. Todos hablaban maravillas del juego de la Lazio. Sin embargo, lo peor que les pasó fue el parón pandémico. De las ocho derrotas en la temporada de la Lazio, seis ocurrieron en la reanudación. La mitad de los partidos del post parón los perdieron y uno más lo empataron. Ganaron cinco y eso les envío al cuarto puesto. El colchón acumulado permitió por lo menos asegurar el último cupo a Champions, pero terminaron el curso de forma desastrosa.

Serie A Juventus
Foto: YouTube

III-Campeón descafeinado

Esta versión de los nueve títulos consecutivos de la Juventus es la más criticada de la racha. Fue un equipo vulnerable, que cayó siete veces y que de cara al gol, no estuvo tan apabullante como en zafras anteriores. Al final cuenta es el título, pero este deja mucho para corregir. Estuvo bastante expuesta la Juve, pero tuvo la suerte que sus contendores, Lazio y por staff, Inter no tuvieron la determinación de derrocar al dictador.

IV-Atalanta, nada de sorpresa

Lo que fue el equipo sensación de la temporada pasada, en esta ratificó que no fue un “chiripazo”. Atalanta tuvo un alto rendimiento sostenido, manteniéndose siempre en zona de Champions y al final de la temporada, pensando incluso en asaltar el lugar de la Juventus si se daba una carambola. El goleador colombiano Duván Zapata se quedó en el equipo y no solo eso, también trajo un compatriota: Luis Fernando Muriel que incluso, marcó más goles que él (18). Aparte, que fue la explosión de tres viejos conocidos en Bérgamo: Alejandro “Papu” Gómez, Robin Gosens y Josep Ilicic. La tropa de Gasperini, fue un vendaval de goles: 98 en Serie A, solo superado en estas cifras ligueras por Manchester City (102) y Bayern Múnich (100).

Lee también   10 atletas a seguir en Rio 2016

V-Milan cierra con esperanzas

Lo dicho recientemente: Milan en 2020 fue otra cosa, en especial luego de la pandemia. Mejores resultados, mayor efectividad. Un Ante Rebic en gran momento, con un Zlatan Ibrahimovic que empuja el equipo hacia adelante, un Hakan Calhanoglu haciendo un playmaking excepcional más el criterio cortador y armador de Ismael Bennacer. Quedará ver si este equipo mantiene el espíritu competitivo para la próxima campaña. Tras el regreso por la pandemia, ganaron ocho juegos, con cuatro empates, sin derrotas. Aunque por el desastroso arranque solo sirve para ir a Europa League, los corazones rossoneri rotos consiguen algo de consuelo y esperanza en esta generación.


VI-Cristiano, siempre arriba

CR7 sigue siendo el mejor, al menos de la Serie A. Páginas de estadísticas como WhoScored lo avalan así. Fue lo más destacado de una gris Juventus. Estuvo peleando el liderato goleador con Ciro Immobile y terminó la campaña con 31 goles, diez más que el año pasado.

VII-Immobile, goleador de Europa

A sus 30 años, Ciro Immobile cerró su mejor año goleador, con 36 goles, llevándose la Bota de Oro europea. Ningún italiano lo había logrado desde Luca Toni (2006) y Francesco Totti (2007). En un fútbol moderno en el que se prefiere a Messi, Cristiano, Werner o Benezema, aparece un nueve nato para reivindicar la función del depredador del área.

VIII- Napoli apagado

Quitando la enorme alegría por ganar la Coppa Italia, en Serie A el cuadro del sur de Italia fue realmente discreto. Sus factores ofensivos Milik, Insigne, Callejón, Mertens, Lozano rindieron realmente muy por debajo de lo esperado. Un séptimo lugar desnuda la realidad de uno de los que fue un equipo revelación en Europa. Queda redimirse en Champions, pero que lo hecho en las copas no nuble lo que hay que corregir en liga.

IX-Sassuolo, rival incomodo

Aunque no tuvo premio europeo, Sassuolo fue un equipo que fue chido para ver. Muchos gozaron cuando les metió el pie para que cayera algún grande. Con jugadores como Domenico Berardi o Francesco Caputo, dieron guerra. Son más que un equipo que buscaba la permanencia. Y que le dieron más vida y atractivo a
esta liga.

X-Un desenlace sin sobresaltos

Italia, en su momento, fue uno de los países con peor castigo por el Coronavirus. Ciudades enteras en caos, en parálisis. Jugadores dando positivo, como Dybala que se contagió varias veces. El Calcio parecía tener un retorno imposible. Pero Alemania marcó el camino y el resto de las grandes ligas (excepto Francia) siguió atrás. Terminó la Serie A sin sobresaltos ni alarma. Fue una despedida digna a una temporada accidentada.