Brasil campeón de la Copa América: 10 razones de su éxito

 

Brasil no rompe el paradigma: ganó todas las Copas América que organizó y aparte, honró la buena vibra que le da el Maracaná a la Canarinha aunque los extranjeros recuerden más lo del Mundial de 1950.

A pesar de temas arbitrales polémicos, no hay discusión: Brasil es la selección más completa de Sudamérica y su título no tiene atenuantes. Al igual que en el último lustro, es la única selección que puede plantarle cara a las europeas, pues el resto, parece distanciarse más del viejo continente.

Tite al vencer con el scratch 3-1 a Perú en la final, suma otro título a su vitrina: Mundial de Clubes, Libertadores, Recopa, los torneos de clubes de Brasil y ahora Copa América con la selección. Es un técnico exitoso y que es respaldado por sus jugadores.

Esta conquista deja varias reflexiones positivas para la Canarinha. Repasemos varias de ellas:

1-No dependen de Neymar. Bien haya sido una lesión real en el tobillo o una excusa para apartarse de los reflectores por presunto acoso sexual, la baja de Neymar poco o nada impactó el funcionamiento de Brasil. De hecho, aun conociendo de su lesión, el verde y amarillo seguía siendo favorito y no defraudó.

2-Defensa fuerte. Brasil apenas recibió un gol en toda la Copa América y fue en la final y de penal. Ayudó mucho a que el 75% de la defensa se conocía y ya trabajaba engranada del Paris Saint Germain: Dani Alves, Marquinhos y Thiago Silva. Fue un muro sólido difícil de superar.

3-Portero infranqueable. Si por algún motivo se traspasaba la defensa, allí estaba Alisson, para muchos el mejor arquero del mundo en este momento. Tuvo geniales actuaciones en la Copa, aunque las intervenciones fueron pocas en relación a otros equipos.

4-Creció durante el torneo. Brasil arrancó la Copa abucheado en sus dos primeros partidos, pero explotó contra Perú (primera ronda) y luego fue más contundente y vistoso. El equipo evolucionó bien en el torneo, en especial en lo ofensivo donde se le criticó fuertemente la falta de pólvora.

5-Everton, el sorprendente explosivo. Cuando se lesionó Neymar, se habló de una Brasil mecanizada, que bien iba a ser efectiva, pero sin chispa. El indicado para sustituir a Neymar fue David Neres. Pero Everton, uno de los tres convocados a la Copa del torneo local resultó ser ese extremo izquierdo con algo de fantasía y efectividad. El héroe inesperado terminó siendo goleador del certamen con tres dianas.

Lee también   Los 10 mejores jugadores de la Bundesliga 2016

6-Delanteros de verdad. La historia de Brasil tiene grandes atacantes: Desde el mismísimo Pelé, pasando por Careca, Romario, Bebeto, Ronaldo… y desde este último, en 2006 hubo un bache de verdaderos delanteros. Con Gabriel Jesús y Roberto Firmino se va recuperando esa figura y aunque no lleguen al nivel de los mencionados, ya superan a Hulk, Luis Fabiano, Fred, Jo y otros intentos que desde hace más de diez años buscan llenar ese vacío.

7-El aporte de Gabriel Jesús.  Al principio no pintaba como titular, pero las paperas de Richarlison le abrieron las puertas del once. Tirado por la derecha, demostró ser un atacante poco egoísta (sirvió asistencias claves) y también un buen definidor. Es un delantero moderno bien completo y con margen de crecimiento notable.

8-Dani Alves, el líder. Tras un incidente con un hincha en Francia, Tite le quitó la banda de capitán a Neymar. El veterano Dani Alves la asumió y tuvo a un vestuario unido. Aparte, jugó de forma maravillosa la Copa América. Fue importante para cobijar al grupo en los primeros compases, cuando el equipo fue abucheado. En la premiación de la final, se vio claramente como Tite le agradecía la entrega.

9- El manejo de Tite. El técnico tuvo que manejar un arranque denso, lesiones graves antes y durante la Copa y hasta un caso inusual de paperas. El equipo no solo siguió funcionando, incluso mejoró durante el desarrollo del torneo hasta quedar campeón.

10-La visión de Arthur. Una gran adición al esquema de Tite es Arthur, acompañando a un destructor como Casemiro en la primera línea de volantes. Arthur tiene salida, llegada al área rival y le da equilibrio al equipo. Se potenció en el Barcelona.