No hay duda: el fichaje de Pulisic por el Chelsea se ha convertido en el movimiento más caro en la historia de futbolista alguno de la Concacaf, creando abismos entre sus perseguidores. El norteamericano ha superado, con sus 73 millones de euros un pedestal que parecía predestinado para futbolistas mexicanos. El norteamericano ha generado muchos comentarios por este gigantesco desembolso, por ser un jugador del Borussia que fue desplazado por un prometedor inglés de nombre Jadon Sancho.

La zona de Centro y Norteamérica, junto al Caribe no es de la que más mueve dinero en el fútbol global. Sudamérica, como gran exportador, Europa como generador e incluso África, como eterno mercado emergente, han logrado elevados movimientos económicos que hacen de fichajes como el Pulisic, una verdadera novedad para la región.

Valorado en 46 millones de dólares, Hirving “Chuky” Lozano es quien pudiera ser el mexicano mejor pagado de la historia, pero, aún no ha podido ser fichado por esa cifra (así está tasado en el mercado) y de igual manera, quedaría aún, casi treinta millones por debajo del “gringo”.

Es importante repasar grandes movimientos en la historia del fútbol reciente de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol. De Costa Rica y Trinidad y Tobago, por ejemplo, también han salido elementos costosos. Repasemos un poco los grandes fichajes de esta región de américa

Keylor Navas

Después de un maravilloso mundial en Brasil (2014), el tico se convirtió en uno de los porteros mejor pagados de la historia y en el segundo costarricense más caro de todos los tiempos cuando Real Madrid desembolsó 10 millones de euros para sacarlo del Levante y hacerse con sus servicios. Sin embargo, a pesar de sus geniales actuaciones, su falta de imagen publicitaria le ha impedido crecer en el mercado de valores del fútbol e incluso, el mismo Madrid le colocó al lado a Courtois, quien es mucho más “mercadeable”.

Héctor Herrera

En una de las mejores exportaciones del fútbol mexicano, Porto se hizo de este mediocampista por 10,4 millones de euros y desde 2013 ha estado con los Dragones siendo un jugador regular y rendidor: ya cuenta más de 200 partidos, más de treinta goles y similar cantidad de asistencias a gol. Pachuca, el vendedor, aún conserva el 20% de su ficha.

Carlos Vela

Después de estar cedido por un año por el Arsenal, tras jugar con West Brom,  a la Real Sociedad, el cuadro vasco informó en 2012 que se hacía de todos los derechos deportivos de este interesante volante por 12 millones de euros. Estuvo en total siete temporadas con el cuadro vasco a gran nivel. Su actual club, Los Ángeles FC, pagó 5 millones de euros por él para la campaña 2018.

Bryan Ruiz

El habilidoso atacante costarricense pasó del Twente holandés al Fulham inglés por 12 millones de euros en 2011. Llegó a Inglaterra tras haber marcado 40 goles en la Eredivisie, pero con el cuadro de blanco y negro apenas anotó ocho goles. Hoy, a sus 33 años, juega en el Santos brasileño.

Lee también   Klopp no puede creer que el PSG pague 200 millones por Neymar

“Chicharito” Hernández

Uno de los futbolistas más cotizados del fútbol mexicano, tuvo experiencias en Manchester United, Real Madrid, por ejemplo. Pudiera aparecer dos veces en este top, ya que Bayer Leverkusen pagó a los Red Devils  12 millones de euros, pero el cuadro alemán, tras un par de fabulosas temporadas en la Bundesliga, con 39 goles y nueve asistencias, le vendió en 2017 al West Ham por 18 millones de euros. En esta última etapa no le ha ido tan bien y se rumora que quiere abandonar el club.

Dwight Yorke

El legendario atacante trinitario pasó del Aston Villa al Manchester United en 1998 por 12,6 millones de libres esterlinas, algo así como 19 millones de euros de la época. Fue un dinero bien invertido, pues, siendo goleador y protagonista, en cuatro años con los Diablos Rojos, ganó tres Premier, una FA Cup, una Champions y una Intercontinental.

John Brooks

Antes del mazazo dado por Pulisic, Brooks era el jugador norteamericano más caro de la historia. Bueno, digamos que de norteamericano cuenta porque juega para ese país, pero el nacido y formado futbolísticamente en Berlin fue fichado en 2017 por el Wolfsburgo pagando 20 millones de euros al Hertha de su ciudad natal. Es un defensa central  con buen desempeño.

Nery Castillo

El uruguayo-mexicano tras una temporada buena con el Olympiakos griegos, fue firmado por el doble del valor de su ficha por el Shaktar Donetsk ucraniano en diciembre de 2007 por 20 millones de euros. Su rendimiento fue bajo y al semestre siguiente fue cedido al Manchester City por una campaña.

Raúl Jiménez

Raúl marcó un hito para México al ser fichado por el Benfica por 22 millones de euros, pagados al Atlético de Madrid, donde no tuvo mayor brillo. Se marchó cedido al cuadro luso, pero en la primera temporada marcó 12 goles en 45 partidos, lo que hizo que las Águilas pagaran el resto de su coste, alcanzando los 22 millones mencionados en 2016. Actualmente, está en el Wolverhampton, cuadro al que se marchó cedido.

Hirving Lozano

El Chuky no solo es el jugador  mexicano más caro de la historia, también es el jugador salido de la Liga MX por el cuál más se ha pagado. PSV de Holanda pagó 24 millones de euros al Pachuca para llevar a un prometedor jugador de 22 años en 2017. Con el PSV ha mantenido el rendimiento en alza, al punto de que era considerado para fichar por el Chelsea, siendo uno de los rumores del mercado invernal más insistentes. Eso sí, si se logran pagar los 46 millones que piden por él, aún seguiría en el segundo lugar del ranking.