La final más esperada de la historia del fútbol culminó en un verdadero fiasco. Aunque deba jugarse lejos de Sudamérica, el Boca-River anunciado como la apocalíptica “final del mundo” despide de forma vergonzosa la modalidad de ida y vuelta en las finales de la Conmebol.

Aunque será recordada por su estruendo, no es la única final que se ha visto afectada o suspendida. No siempre esa última instancia, que debería ser una fiesta deportiva, termina en caras alegres. Repasemos algunas finales de las más impactantes.

Aguacero infernal
El 24 de junio de 1995 una  tormenta se desató en Madrid e impidió que se jugara la final de la Copa del Rey entre Valencia y Deportivo La Coruña. Con el juego 1-1, al minuto 79 fue suspendido el partido por el fuerte granizo que lastimó a muchos espectadores y jugadores. Tres días después se jugaron los once minutos restantes y a Alfredo le bastó para anotar un gol que le dio el primer título de la historia al cuadro gallego.

Conmoción nacional
La Conmebol tuvo varios intentos de torneos alternativos a la Copa Libertadores y uno de ellos fue la Copa Mercosur. Para la edición de 2001, en la ida de la final, San Lorenzo (Argentina) y Flamengo (Brasil) igualaron sin goles. La vuelta, pautada para el 19 de diciembre de ese año, fue pospuesta por el estallido social en Argentina de 2001, una revuelta popular que causó la renuncia del entonces presidente de Argentina, Fernando de la Rúa. La final se reanudó el 24 de enero de 2002, con triunfo del “Ciclón” por penales.

Violencia y más violencia
En el Apertura 2015, en la final del fútbol chileno, Santiago Wanderers y Colo Colo no pudieron dirimir el campeón del certamen debido a una terrible pelea entre aficionados de ambas instituciones. El partido se reanudó en enero de 2016 con triunfo para el cuadro de Valparaíso.

Cobarde emboscada
Sao Paulo tiene en su haber uno de los títulos más vergonzosos. En la vuelta de la final de la Copa Sudamericana 2012, el titán brasileño ganaba 2-0 al modesto Tigre al terminar el primer tiempo. Esa primera mitad terminó con incidentes que se trasladaron hasta el vestuario y ahí apareció la seguridad privada del estadio y la policía que arremetió con fuerza al cuadro argentino. Se habló hasta de amenazas con armas de fuego. Arriba, en el césped, al ver que no salía el equipo argentino, el árbitro principal decretó abandono y sin mucho aspaviento, la Conmebol montó la tarima de premiación en el Morumbí para agasajar al local.

Tunel de la tragedia
El 26 de mayo de 1985, antes del segundo partido de la Final que jugaban Pumas y América, ocho personas murieron en uno de los accesos al Estadio Olímpico Universitario. El estadio repleto para ver dos grandes equipos que habían igualado en la ida y en el túnel 29 hubo una estampida que culminó con ocho fallecidos. Esto no fue impedimento para que este partido se jugara y quedara 0-0, forzando un tercer partido en Querétaro en el que vencieron las “Águilas”, 3-1. La frase de “El Show debe continuar” fue entonada, a pesar de los fallecidos, pues convenía dar buena imagen, ya que en 1986 se albergaba el Mundial.

Lee también   En Suiza quedaron sorteadas las de semifinales de Champions

Horror en tercera
El 11 de mayo de 1985 en el Estadio de Valley Parade se disputaba el último partido de liga entre el Bradford City, el cual buscaba su ascenso a la Second Division, y el Lincoln City, cuando poco antes del final de la primera parte se originó un incendio en la tribuna principal, la cual databa del año 1908. El árbitro Don Shaw avisado por uno de sus líneas, suspendió el partido tres minutos antes del descanso; tras esta medida la mayor parte de los espectadores saltaron al terreno de juego para ponerse a salvo. Aquellos que decidieron escapar quedaron atrapados en el infierno, que tuvo como consecuencia una cifra de 56 fallecidos. Para más conmoción en el fútbol inglés, apenas dos semanas después ocurrió la tragedia de Heysel.

Dictador sobreprotegido
7 julio de 1990: 62 muertos y más de 200 heridos en Mogadiscio, Somalia. Una avalancha con un balance terrible de víctimas en el estadio somalí de Mogadiscio. El público entró en pánico por los disparos de los guardaespaldas del presidente Mohamed Siad Barre cuando intentaban protegerle de los objetos lanzados por los espectadores en la definición por el título entre Gaadiidka y Mogadishu

Guerra civil

El 1 de febrero de 2012 en el Estadio de Puerto Saíd, Egipto después de finalizar el partido por el campeonato entre el equipo local, el Al-Masry, y la visita, el Al-Ahly sucedieron graves acontecimientos . Tras ganar el local 3-1, se generó una fuerte trifulca entre ambas aficiones que culminó con 80 muertos y miles de heridos. El origen de los altercados tiene un fuerte componente político, Al Ahly se proclamaba como firme defensor de la Primavera Árabe mientras que Al Masry ha mostrado su apoyo incondicional al régimen de Mubarak en Egipto. Esta tesis ha sido apuntada como uno de los principales motivos del trágico incidente, que suspendió por tiempo indefinido el fútbol en Egipto y clausuró el estadio por cinco años.

Vuelo celestial
En 2016, el humilde Chapecoense de Brasil viajaba a Medellín para enfrentar a Atlético Nacional, campeón de la Libertadores de ese año, en el primero de la final de la Copa Sudamericana. Un desperfecto en el vuelo chárter que trasladaba a este equipo provocó que el avión se estrellara en suelo colombiano y fallecieran 41 tripulantes. Ha sido la tragedia más triste de Sudamérica, por lo épico y noble de este equipo humilde que quedó a puertas de un sueño. En un gesto noble sin precedentes y sin pensarlo mucho, Nacional decidió no jugar la final y entregar el trofeo al cuadro de Chapecó.

Sobre cadáveres
El 29 de mayo de 1985 se disputaba la final de Copa de Campeones entre Juventus y Liverpool, en Heysel, Bélgica. En esa época, el hooliganismo estaba en pleno apogeo y los ultras de Liverpool fueron por los de la Juventus y estos últimos quedaron aprisionados contra la pared. Esta tragedia se cobró 39 víctimas y demoró el juego dos horas. Tras la lectura  de un comunicado a la calma por parte de los capitanes de ambos equipos, Juventus se impuso 1-0. Los clubes ingleses fueron castigados con cinco años sin participación en torneo UEFA y Liverpool, con 10.