Fondos de inversión: buitres en el fútbol

Las alarmas se encendieron. Un reportaje de Cinco Días (España), reveló un dato cuando menos inquietante: “Hay en torno a 17 clubes de primera división buscando financiación. Se trata de equipos de diverso tipo, tanto de algunos de los más reconocidos como de los que suelen estar hacia la mitad de la tabla».

Si hablamos de 20 equipos que componen La Liga española, entonces hablamos de una abrumadora mayoría. Y es algo que se repite en diversas competiciones de la élite europea. ¿Y quienes darán ese dinero? Los temidos y recelados fondos de inversión.

No escapan los grandes. La secuela de la gestión de Bartomeu en el Barcelona va más allá de lo deportivo y la rabieta de Messi:  Antes de la pandemia, el Barça recurrió al fondo 23 Capital para financiar el fichaje de Griezmann. Aparte, se apuró con un préstamo de 1.000 millones con Goldman Sachs para la construcción del Espai Barça, el próximo gran proyecto de envergadura blaugrana.

¿Y dónde está lo malo de esto? Si bien los clubes necesitan dinero, quienes lo pongan, pedirán algo a cambio. Vamos a repasar diez puntos sobre esta situación

 

I-El fondo de inversión

Podemos decir que  “Los fondos de inversión acumulan el dinero de muchos inversores para invertirlo en otros activos financieros, como acciones o bonos. Capta dinero en forma de aportaciones para invertirlo de forma conjunta”. Aquí el tema: en España o Alemania, son muchos los clubes que están en manos de sus socios/abonados/aficionados. Para dar cabida a los financistas, deben vender “acciones” para poder inyectar el dinero. Y claro, tendrán poder de decisión.

 

II-Se rechazó, pero…

FIFA se opuso a esto en los clubes y jugadores, pero en el Siglo XXI miró un poco para los lados. Por ejemplo, hay muchas transacciones (ejemplo, venta de Carlos Tévez al fútbol chino) que tenían un fondo de inversión detrás. Al igual que los clubes, el fondo de inversión puede coartar la libertad de elección. Aunque con jugadores se ha prohibido definitivamente, en clubes, la Premier League ha sido pionera.

III-La Premier, una liga “extranjera”

La Premier League se convirtió en un terreno fértil para la proliferación de los negocios. Un total de 13 de los 20 equipos que forman la máxima categoría del fútbol inglés están controlados por  capital extranjero. De ese monto, más de la mitad son de fondos de inversión motorizados desde el exterior. Esto le inyectó “doping” a los equipos, que fichan a lo mejor del mercado sin ver para los lados.

IV- No solo los clubes

Los fondos de inversión estaban reacios a invertir en clubes por la inestabilidad de los equipos: el dinero depositado solo era rentable si el equipo ganaba, ascendía, iba a competición internacional. Pero olieron otro activo: derechos de TV, derechos digitales, merchandising…

Lee también   León se unió a la medida y reducirá el sueldo de sus jugadores

V-Bolsillos golpeados

Los clubes recibieron un golpe duro cuando se restringió el acceso de público. Ingresos por abonos disminuyeron. Tours en el estadio, tiendas oficiales y actividades físicas golpearon el bolsillo. Aunque se sacó adelante el tema de los derechos de TV, hubo que renegociar contratos, publicidad, etc.  Según la ECA (Europeans Clubs Association), la pérdida en Europa alcanzó 4.718 millones de dólares.

VI-Sueldos que arruinan

Muchos clubes padecieron en este año por no cumplir una de las recomendaciones de ECA para clubes de élite: No se debe gastar más del 49% del presupuesto en sueldos. Nóminas astronómicas arruinaron clubes y enviaron a personal administrativo, mantenimiento, categorías inferiores a la calle. Es un error administrativo que posiblemente no será concientizado a corto plazo.

VII-Derechos digitales

La vía digital parece ser la próxima panacea y los fondos apuntan allí. Según investigó Marcador Int, “En España, La Liga ha separado sus servicios digitales en una compañía de la cual estaría dispuesta a vender el 60% por unos 270M€ y en Alemania, la DFL busca un acuerdo similar, con mayores competencias pero menores porcentajes, ya en visos de cerrarse por unos 300M€. La Serie A, por su parte, busca vender directamente el 10% del conglomerado que controla los derechos televisivos para los próximos 10 años por un valor cercano a los 1.600M€.”

 

 

VIII-Lo que importa es recuperar la plata

Periodistas europeos se plantean una cuestión: Si los fondos de inversión terminan imponiendo sus reglas, incluso financiando ligas se pueden ver riesgos deportivos, como “empujar” a que sean los mismos que vayan siempre a Champions, descensos casi cantados… lo importante, por encima del espíritu deportivo, es recuperar el dinero. También se teme por proyectos cortoplacistas, de recuperación inmediata y no de desarrollos institucionales, que al abandonar financieramente el proyecto, dejen una cáscara vacía.

En más de una ocasión se ha celebrado previo a un partido en el Camp Nou el «Año Nuevo Chino» por convenio con Beijing TV. Cortesía FC Barcelona

 

IX-Adiós mi barrio

Este escenario va a profundizar un fenómeno que se vive en estos tiempos: el club más global que local. Se priorizarán, por temas de transmisión, la demanda mayoritaria extranjera que la de los hinchas originales de los equipos, los de la zona. Estos últimos cada vez menos atendidos con absurdos horarios, entradas costosas. Muchos equipos, en especial los grandes, cada vez son menos de su barrio o ciudad. Ya se les hace normal ver a españoles o italianos ver definir copas en tierras lejanas.

 

X-Recuperar la plata

La pregunta importante: ¿Cómo recuperarán la plata los fondos de inversión? Haciendo de un espectáculo popular, algo más elitesco. Los precios partidos por PPV se incrementarán, así como serán mucho más caros las entradas o abonos al estadio (cuando vuelva la gente, claro), precios inaccesibles en tours, en camisetas. Al final, el aficionado será el más golpeado.