Claudio Marchisio será recordado como uno de los volantes más completos de Italia de los últimos tiempos. Y más que su clase, tenía una entrega y sacrificio que lo hacía una pieza clave en la Juventus y una opción importante en la selección italiana.

‘Il Principino’, como era llamado en Turín, tuvo momentos cruciales en su carrera como todo jugador. Días buenos y días malos, que marcaron su trayectoria futbolística.

El niño de Turín que soñaba con jugar en la Juve

Marchisio se integró a las categorías inferiores de la ‘Vecchia Signora’ cuando tenía siete años. «Soy un chico de Turín que soñaba con jugar en la Juve y que lo ha logrado», declaró el ialiano de 33 años en la rueda de prensa que ofreció en el Juventus Stadium este jueves 3 de octubre para anunciar su adiós al fútbol.

Y ese pequeño niño soñador, quien en su adolescencia figuraba como segunda punta, se convirtió en volante y cumplió su anhelo 13 años después.

Debut entre Capello, el ‘Calciopoli’ y Deschamps

Con 18 y 19 años, Marchisio fue tomado en cuenta por el experimentado entrenador Fabio Capello durante las temporadas 2004-2005 y 2005-2006 para participar en los entrenamientos del primer equipo de la Juventus.

‘Il Principino’ era ficha del equipo de la primavera del club de Turín y ya veía cerca su debut con los ‘bianconeri’ en la Serie A. Estuvo cerca al ser incluido en varias convocatorias, pero nunca pudo debutar con Capello dirigiendo.

Al final de la campaña 2005-2006 reventó el ‘Calciopoli’, escándalo de corrupción que involucró a Juventus, Milan, Fiorentina, Lazio y Reggina en influencias arbitrales descifradas en intercepciones telefónicas, que mandó a la Juve a la Serie B.

En división de plata de Italia, Didier Deschamps tomó las riendas del equipo y fue quien mimó al joven Claudio Marchisio, quien debutó el 19 de agosto de 2006 en primera ronda de Copa Italia ante el AS Martina.

Desde entonces y conforme avanzó la temporada en la Serie B, ‘Il Principino’ se convirtió en un pilar del sistema de la Juventus.

Sin suerte en los Mundiales

Tras grandes actuaciones con su club, además del curso 2007-2008 que pasó cedido en Empoli, Marchisio se ganó con trabajo la convocatoria para el Mundial Sudáfrica 2010 con la selección de Italia.

Fue una decepcionante participación en tierras africanas de la ‘azzurri’ tras ser campeona del mundo en la edición de Alemania 2006. Empató 1-1 los dos primeros partidos ante Paraguay y Nueva Zelanda y perdió 3-2 contra Eslovaquia en la última jornada de la fase de grupos.

En esa Copa del Mundo, Marchisio jugó los primeros dos encuentros.

Luego, ‘Il Principino’ tuvo una segunda oportunidad en Brasil 2014, pero la suerte de Italia fue la misma: eliminada en fase de grupos tras perder ante Inglaterra (1-2), Costa Rica (0-1) y Uruguay (0-1). Curiosamente, el único gol de su país en el Mundial fue suyo. Un verdadero golazo.

De regreso a la cima en 2012

Después de haber batallado para levantar su imagen deportiva e institucional tras el ‘Calciopoli’ y su paso por la Serie B —la cuál ganó—, la Juve recuperó la gloria en el calcio en la temporada 2011-2012, ganando su primera Serie A después de del escándalo.

Lee también   No supieron anotar

Esa misma temporada, con Marchisio en sus filas, los ‘bianconeri’ ganaron la Coppa Italia, y fue base de la selección italiana para la Eurocopa 2012, uno de los momentos más duros en la carrera del recién retirado volante.

Cerca de la gloria europea

Claudio Marchisio e Italia estuvieron muy cerca de lograr la Eurocopa de Naciones en 2012, pero se toparon en la final con una poderosa selección de España, que venía de ganar la Euro en 2008 y el Mundial en 2010.

Y no fue cualquier derrota: La Roja le propinó un 4-0 a la ‘azzurri’, que tuvo al ‘Principino’ los 90 minutos.

En esa Eurocopa, disputada en Polonia y Ucrania, Marchisio jugó seis partidos.

Siete ligas consecutivas

Desde la temporada 2011-2012, la Juventus ganó ocho ‘Scudettos’ consecutivos y en siete (de 2012 a 2018) contó con Marchisio en sus filas.

Primer resbalón en la Champions

Marchisio jugó dos finales de la UEFA Champions League con la Juventus. La primera, en la temporada 2013-2014, cayó contra el Barcelona 3-1.

‘Il Principino’ jugó 12 partidos en esa temporada de la Liga de Campeones y disputó los 90 minutos ante el Barça. Pero su aporte y el de sus compañeros no fue suficiente para tumbar al equipo de Lionel Messi, en ese entonces dirigido por Luis Enrique.

Desilusión europea ante el Madrid de Cristiano y Zidane

Segundo resbalón en Champions de la Juventus, también con Claudio Marchisio. La ‘Vecchia Signora’, luego de sucumbir contra el Barcelona, se enfrentó al otro gigante de España, el Real Madrid, en un momento de época.

Los merengues vencieron 4-1 a los ‘bianconeri’ en la que fue la segunda final ganada por el equipo blanco con Zinedine Zidane como director técnico, en la final de la campaña 2016-2017.

Lesión en la rodilla: adiós al calcio, bienvenida en Rusia

En 2016, Claudio Marchisio sufrió una lesión de gravedad en una de sus rodillas y no pudo volver a ser considerado titular indiscutible en la Juventus.

Esa dolencia cambió su carrera, y por acuerdo amistoso, rescindió en 2018 su contrato con el club italiano para irse al Zenit de San Petersburgo de Rusia.

Recibido como un ídolo, Marchisio no pudo rendir en el fútbol ruso por diferentes lesiones. Solo jugó cinco partidos.

Retiro

Este jueves 3 de octubre, tras más de 400 partidos a nivel de clubes y 46 goles, además de 55 partidos con Italia y cinco tantos, Claudio Marchisio anunció su retiro del fútbol.

Seguramente, tras el último momento de su carrera, veremos al ‘Principino’ dirigiendo desde los despachos o en un banquillo. Un jugador que vivió el balompié con tanta pasión tiene que seguir ligado al fútbol.