¿Leones vegetarianos? No se ría. Sí, es imposible al leer el nombre imaginarse al rey de la selva siendo derrocado por otras bestias al ser un vegano. O peluche gigante que apenas asusta con algún rugido esporádico. Capaz alguna invención de la película animada «Zootopia».

Pero no es así. Aunque hay algún científico que dice que por ahí hay uno de esos felinos desorientados de la cadena alimenticia, los “Leones Vegetarianos” (así de clarito y en castellano) es un potente equipo de fútbol de Guinea Ecuatorial.

Este equipo, es el actual bicampeón (temporadas 2017 y 2018) de la Premier League de ese país. Aunque ha estado pasando algo de pena en la Champions Africana (en realidad, los felinos se codean en un fútbol semi profesional), su historia es bien peculiar y merece ser contada.

 Origen natural y español

Juan Manuel Rojas, un español que ha ejercido como controlador aéreo ha viajado por todo el mundo. Rojas cuenta como actividad secundar el impartir fútbol y, según se jacta el mismo personaje,  realizó el curso de entrenador junto a Vicente del Bosque. Aparte, es un ávido vegetariano. En  julio de 2000, cuando vivía y entrenaba con jóvenes en Malabo, este señor decidió fundar un equipo de fútbol de nombre “Vegetarianos Club de Fútbol”.

Falta rudeza

Tras varios problemas económicos, el equipo tuvo un transitar opaco. Rojas se marchó en misión a India (donde tuvo no pocos conflictos) y en 2010  en 2010 entra en escena Bienvenido Ateba Mangue, director financiero de una aerolínea local (Ceiba Intercontinental), que acepta hacerse cargo del equipo con la condición de cambiar el nombre. El león llama la atención de cualquiera, pero algunos jugadores que se mantenían desde el inicio querían seguir siendo “Vegetarianos”. “Bueno, seamos Leones Vegetarianos”, aceptó Ateba. Un chiste que se volvió palabra seria.

Éxito veloz

Apenas a los cuatro años de la nueva administración  y tras establecerse en primera división, los felinos amantes de los vegetales suman su primer título: Campeones de la Copa Ecuatoguineana 2014. El público pasó de ser unos pocos curiosos a unas 3.000 personas fijas por fin de semana.

Iconos

Desde entonces hay jugadores que se mantienen fieles, como Diosdado Mbele Mangue, defensa que es habitual en la selección de ese país y que fue el único de ese equipo en la última convocatoria de los “Nzalang”. También hay dos con apodos chistosos, como “Wenceslao” o “Gravesen” que perduran con el equipo.  Desde hace cinco años visten de naranja.

Lee también   Los 'capos' de la Copa Africana de Naciones: Grupo B

Semiprofesionales

Muchos de estos jugadores dedican parte de su tiempo a otra actividad, en este país que fue colonia española y cuyo 87% de la población domina el castellano. Cuando se revisa la última convocatoria de la selección nacional, aparecen jugadores en el fútbol de Andorra, San Marino y muchos “B” (Atlético de Madrid “B”, Nantes “B”, etc.). La mayoría no llega a los 6.000 dólares anuales de sueldo.

Isleños

Los Leones Vegetarianos hacen vida en Malabo, capital de Guinea Ecuatorial, que tiene un curioso mapa: una isla, donde está Malabo y “más abajo” está la parte continental, un “cuadrito”. La liga por cierto, se divide entre los equipos continentales y los isleños. Son 24 equipos divididos en dos divisiones y al terminar la fase regional, los tres primeros van a una liguilla de todos contra todos para definir al campeón. Así, ha ganado sus dos últimos títulos los Leones.

Primer paso de ilusión

Los Leones debutaron en la fase preliminar de la Champions africana en febrero de 2015 ganando a Rivers United de Nigeria, 1-0 con gol de Diosdado Mbele, pero en la vuelta, cayeron 2-0 y por reglamento, se definió en penales, quedándose el pase de ronda en manos del cuadro nigeriano. Después de eso, no ha vuelto a ganar en competición continental.

Reforma

Tras quedar campeones de Copa y debutar ganando en la Champions Africana, generó ilusión en el presidente del equipo, quien contrató a José David Ekang, quien tuvo un paso exitoso con la selección sub-17 de ese país. Con él al frente, más unos fichajes interesantes, el equipo quedó campeón en 2017 y repitió la hazaña en 2018. Es el mejor momento histórico del joven club.

Rivalidad

En corto tiempo ha tenido una fuerte rivalidad con otro equipo de la isla, Atlético Semu. Sony Elá Nguema, 16 veces campeón de liga, no ha visto con buenos ojos que el nuevo equipo antillano sea el actual bicampeón y ante ellos hay buenos duelos. El simpático equipo “veggie” ha calado fuerte en la comunidad y ha logrado ser muy popular entre la gente.

Estadio

Tras su creciente éxito, los leones mudaron sus actividades al Estadio Nuevo de Malabo, donde juega la selección nacional y ya lo venían haciendo  Sony Elá Nguema y Atletico Malabo. Inaugurado en 2007, fue remozado para la Copa Africana de Naciones de 2012. Tiene aforo para 15 mil personas y es bastante cómodo.