¿Por qué hoy la Serie A es la mejor liga del Mundo?

Hace una semana la   Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol soltó su tradicional rankin anual (del año anterior, por supuesto) de clubes y ligas del Mundo. Hubo una que recuperó su reinado, que fue férreo durante los noventa, algunos años del siglo XXI, pero que había perdido fuelle ante otras.

La Serie A de Italia fue elegida por el método de la IFFHS como la mejor liga del planeta en el 2020, desplazando del primer lugar a la Premier League. La Liga de España, por ejemplo, quedó cuarta.

A pesar de que en 2020 se bordó otro título consecutivo la Juventus, la liga creció en competitividad, muchos equipos llegaron a amenazar el reinado bianconero y en el plano internacional, aunque no hubo títulos, se sumaron buenos desempeños en todas las competiciones.

Hoy, la pelea es mayor. Un inusual Milan vive un primaveral momento como líder de la tabla, lo pelea el Inter, Juventus va cuarto, pero con opciones… es una liga que tiene un alto nivel de competitividad, quizás con menos estrellas que la Premier, pero con muchos equipos con hambre y posibilidades de título.

Más allá de la fórmula de la IFFHS repasemos por qué hoy esta liga resulta tan atractiva.

I- La formula

En la nota de prensa que repate la IFFHS se puede leer lo siguiente: Italia se lleva el premio con 1026 puntos por 1003 de la Premier inglesa. En tercera posición aparece el Brasileirao, la mejor de Sudamérica, con 964 puntos, diez más que LaLiga española. ¿De dónde vienen esos puntos?  Es una fórmula que toma en cuenta los resultados internacionales de los equipos, más los resultados de los cinco primeros de las tablas entre ellos y entre el resto. Y dependiendo del continente, varía la puntuación. En España (Real Madrid y Barcelona) , Alemania (Bayern), Francia (PSG) se sabe quien va a ganar y sacan diferencias enormes al resto. A la Premier le afectó que Liverpool caminara para ganar la liga, once puntos más abajo el Mancester City y aún más abajo, con 66, el tercero, Chelsea. En Italia, a pesar que ganó la Juventus, tuvo una persecución cerrada con Inter, Atalanta y Lazio. Incluso, Milan tuvo una reacción en la segunda mitad de campaña que parecía tener alguna oportunidad por el campeonato. Eso ayudó a la clasificación.

II- Parece prometer emociones de acá en adelante

Para muchos, la Premier League puede ser la mejor liga del mundo, en cuanto a nombres y posibilidades de “campeonar”, pues en las pasadas diez ediciones, hubo cinco campeones distintos. Pero, a partir de esta temporada, si Milan o Inter siguen navegando hacia buen puerto, pudiera acabarse la hegemonía juventina, que por cierto, no ha dejado de ser un equipo competitivo. Que se acerque a la Premier y se aleje de la monotonía española, alemana (lástima, porque es una liga ejemplar en lo organizativo) y francesa, atraerá al público nuevo y al de los 90 que había perdido

 

III-Fútbol nostalgia

Y precisamente, es algo que intenta sacar provecho la Lega Calcio.  Muchos interistas o milanistas están volviendo su mirada a la Serie A. Aquella liga donde Juventus, Milan, Roma, Inter, Lazio, Sampdoria, Fiorentina… hasta el Parma eran equipazos, seguro remueven fibras en los románticos que se animan a apoyar a sus colores del pasado (esto en cuanto a audiencia global). Aparte, aparecen iniciativas muy competitivas como Atalanta que le pueden dar una pizca de novedad.

IV-Efecto CR7

La rivalidad CR7-Messi dejó un vacío enorme en La Liga de España (con quienes peleaba directamente contratos y marketing) y tiembla esta estructura con los coqueteos de abandono de Lionel. Que CR7 haya recalado en la Juventus trae un efecto dominó que se contagió a Arturo Vidal, Franck Ribery… el impacto del portugués hace que el calcio sea sintonizado mucho más por la legión mundial de aficionados de Cristiano Ronaldo.

V-El despertar de los hermanos

Para este nivel de competitividad, fue importante que despertaran dos gigantes dormidos: Inter y Milan, hermanos y rivales. Primero, el neroazurro, a fuerza de músculo económico chino, ha fichado a jugadores a gran nivel, mientras que su vecino, ha hecho un equipo compacto, clase media, pero muy fuerte y efectivo. Insistimos, que el Milan de la era de Berlusconi generó una afición enorme en el mundo que fue volteando a otro lado a medida de que el equipo se quedaba sin estrellas y sin títulos, más una vergonzosa actitud alicaída. En menor medida, el Inter. Hoy, todos sus fans pueden estar orgullosos.

Lee también   10 futbolistas centenarios en el mundo

VI- Aprender de los errores

La Serie A se vino abajo porque se rompió la burbuja económica. El icónico caso de Parmalat, propietario del Parma, que devino en la quiebra del equipo (o la casi desaparición incluyendo pérdida de categoría, como Napoli o Fiorentina, que volvieron desde Serie C) han dejado enseñanza para el futuro. Hoy, en líneas generales se maneja mejor el ingreso en los clubes, se trata de no despilfarrar y de caminar a pasos firmes hasta lograr objetivos que puedan mantener estabilidad. La Serie A no es tan rica como la Premier, pero navega hacia aguas tranquilas luego de dolorosas lecciones.

La forma como quebró y desapareció (para renacer) del Parma fue dolorosa para el mundo del fútbol

VII-Adiós al viejo modelo

La cosa funcionaba así: el modelo de dueño de equipo italiano durante la época gloriosa respondía prácticamente siempre al mismo tipo. Los clubes italianos eran propiedad de familias que gestionaban un imperio del cual un equipo de fútbol era la guinda. Al resquebrajarse el patriarca, todo se iba abajo. Hoy, son corporaciones mucho más efectivas y que maneja mejor el dinero. Insistimos, en que quizás no tienen dinero en exceso, pero que garanticen estabilidad es una ganancia.

Nioolo Zaniolo, de la Roma, es un talento emergente muy interesante

VIII-Más talento de casa

Cuando se aprobó la Ley Bosman, uno de los primeros equipos en tener un XI sin italianos fue el Inter. En Italia, se volvió tradición dar prioridad a la estrella extranjera sobre el canterano. Eso ha ido cambiando (no del todo) poco a poco. Un estudio del CIES que tomó en cuenta datos desde el año 2009 hasta el 2017, desveló un decrecimiento significativo en la promoción de jugadores en las principales competiciones europeas. Sin embargo, en los últimos años se ha visto una promoción de jóvenes talentos en distintas posiciones que pudieran enriquecer el fútbol italiano en cuanto a selección y borrar la penosa página de la no clasificación a Rusia 2018. En este momento, la Azurra tiene un invicto de 21 partidos. Y están en semifinales de la Nations League, que se definirá en octubre. La Euro será un buen termómetro.

IX-Otro cambio de modelo: el formativo

No solo cambió la mentalidad del dueño de equipo, también de desarrollo de jugadores antes continuos fracasos como selección. Ante la duda sobre la calidad en la formación que reciben los futbolistas en edades tempranas, la FIGC (Federazione Italiana Giuoco Calcio) lanzó un sistema formativo basado en las federaciones belga y alemana. En estos países se realizó una fuerte inversión en la creación de instalaciones, innovaciones para los entrenamientos, y capacidad de scouting de jugadores jóvenes. El objetivo que persigue la FIGC es crear órganos territoriales que monitoricen los talentos de regionales, y así controlar la principal parte formativa y van muy de la mano de los clubes, que se ven muy beneficiados con el mejor desarrollo de futbolistas jóvenes.

Paolo Dal Pino, presidente Serie A

X- La esperanza de comercialización en el trienio 2021-2024

En noviembre de 2020 se anunció un acuerdo histórico: la Serie A ha aprobó por unanimidad la venta de los derechos audiovisuales de la liga a CVC Capital Partners y Advent. Abonarán 1.700 millones de euros por el 10% de la nueva empresa que administrará los derechos de televisión de la liga. Se preparan plataformas tradicionales y digitales para una expansión difusiva del torneo, que hoy cae bien por la alta competitividad. Casual o no, esta alta competitividad en la Serie A llega en un momento crucial para la venta de derechos de TV por el próximo trienio (2021-2024) en el que aspiran a aumentar notablemente sus ganancias y hacerla mucho más robusta.

Y usted querido lector. ¿Cree que la Serie A ha vuelto a ser la mejor del mundo o todavía le falta?