David Beckham cumple este día 41 años de edad y lo celebrará, de acuerdo a una publicación de The Sunday Times, entre una fortuna de 350 millones de euros… Nada despreciable.

david beckham columna

A David se le recuerda por su potente disparo en los tiros libres y por ser el ‘buque insignia’ de los Ferggie Boys del 92′ en el Manchester United; aquellos chicos que alcanzaron su cumbre cuando ganaron el triplete con el equipo de Old Trafford en 1999. Sin embargo, no hubo un tipo más carismático, bien parecido e inteligente para hacer negocios que David Beckham.

Para empezar, su matrimonio con Victoria Adams, la ex integrante de las Spice Girls, le abrió las puertas al mundo de la farándula y David no desentonó.

Beckham comenzó a combinar los shorts y el pasto con los trajes y las alfombras rojas, y mientras en Manchester era amado y criticado a la vez, su cuenta iba aumentando cada vez más. Su relación con Ferguson, su padre deportivo, se deterioró a tal grado que el escocés le lanzó una bota a David y le abrió la ceja.

Giggs, Van Nistelrooy y compañía evitaron lo que pudo haber sido un desastre, pero al final de ese año el inglés partió al Real Madrid de Florentino Pérez, convirtiéndose en la figura mediática de los ‘Galácticos’ parte uno.

Gracias a esa incorporación, el Madrid amplió su mercado hasta China y Beckham compartió vestuario con Zidane, Ronaldo, Owen, Figo, Raúl… Y a pesar de ello, David solo pudo ganar una Liga y una Supercopa de España en cuatro años como Merengue.

Lo más importante de esos años fue lo extra deportivo. Al igual que la ‘Ley Bosman’, con el paso de David al Real Madrid nació la ‘Ley Beckham’: una ley española vigente entre 2005 y 2010 que permitía a los extranjeros que se mudasen a España a trabajar el tributar como no residentes. Esto implicaba pagar impuestos al tipo general fijo del 24%, beneficiando a las rentas bastante altas.

Lee también   Fecha 15 fünfzehn – El resumen

Después de su aventura en Europa, Beckham fue llamado por Los Ángeles Galaxy en el 2007 para ser la imagen de la nueva MLS, y allá en Estados Unidos nació una segunda ‘Ley Beckham’, en la que se establecía el tope salarial o ‘jugador franquicia’ en los clubes de futbol, tal y como se hace en los otros deportes americanos.

Para evitar que las figuras consagradas llegaran a la Liga y obstaculizaran el crecimiento de las nuevas generaciones, cada club tenía permitido solo ‘un Beckham’ dentro de su plantilla. David ganaba 6.5 millones de dólares al año, y Landon Donovan…’solo’ 2.8.

El inglés, además, firmó un contrato de cinco años a cambio de 275 millones de dólares, provenientes de sueldo y contratos publicitarios,acuerdos comerciales y derechos de imagen.

PSG y Milán fueron los últimos clubes de la carrera de un tal David Beckham que llegó a cambiar el futbol, y a inaugurar oficialmente la moda y el marketing dentro del balompié.

¡Felíz cumpleaños!

P.S: Según el Daily Mail ,en febrero de 2013, las ventas de camisetas con el apellido Beckham habían llegado a los 1.530 millones de dólares en ventas, y si incluimos a sus hijos y su esposa Victoria en la ecuación, la marca Beckham llega a valer aproximadamente 771 millones de euros, de acuerdo al Daily Mail.