La nostalgia de la fanaticada merengue por la marcha de Cristiano Ronaldo sigue viva. Más aún, si recuerdan que pasaron del jugador blanco más importante en el siglo XXI a… Eden Hazard.

Imagen Futbol Sapiens.

La comparación es inevitable, tomando en cuenta que la temporada pasada el Madrid no fichó a una estrella para intentar sustituir a CR7, quien se marchó a la Juventus para el curso 2018-2019. Para la próxima campaña, el Real Madrid sacó la chequera y pagó 120 millones de euros —más 20 en variables— por el mediapunta belga.

Pero, ¿cómo podríamos diferenciar al astro portugués con el talentoso futbolista de Bélgica? Los merengues pasaron del ‘sixpack’ de Ronaldo a la barriga de Hazard.

En las últimas semanas, desde que se anunció su fichaje por el Madrid, en las redes sociales y en los medios de comunicación han señalado al ‘Duque’ por tener sobrepeso. En algunas imágenes difundidas se puede apreciar la timba del exjugador del Chelsea.

Eden Hazard con Bélgica. Foto vía Twitter.

El periodista español de El País, Diego Torres Romano, muy cercano al Real Madrid y conocido por sus buenas fuentes en el club blanco y en otros equipo, explicó este 29 de julio vía Twitter que Hazard lleva casi toda su carrera ignorando su estado físico.

El belga llegó a la concentración blanca en Montreal con siete kilos de más y no ha perdido ni la mitad a pesar del trabajo con el cuerpo técnico de Zinedine Zidane.

«Es un gran futbolista, pero no le gusta entrenar», una aseveración que puede sorprender a propios y extraños pero que viniendo de una fuente confiable es más que creíble, especialmente con pruebas en las manos, es decir, esas fotos en la que se aprecia a Hazard gordo.

Torres Romano explicaba, efectivamente, que el volante ofensivo es sumamente talentoso, pero no le gusta entrenar. «Su pasividad en los entrenamientos le hizo vivir con sobrepeso las siete temporadas que jugó en el Chelsea».
Según una fuente en el entorno de Chelsea del periodista, Hazard «nunca estuvo a menos de dos kilogramos por encima de su peso ideal».
Eso puede deberse al fanatismo del belga por las hamburguesas. ¿Saben cómo celebraba el jugador las victorias de Bélgica en el Mundial Rusia 2018? Pues comiendo y disfrutando de un habano.
Hazard, después de una victoria de Bélgica en Rusia 2018. Foto vía Twitter.

La posición de Florentino Pérez

«La leyenda debe continuar con jugadores como Hazard«. Esas palabras del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, marcaron la presentación del jugador belga como refuerzo del club. Pero la realidad es que el primer mandatario merengue nunca estuvo totalmente de acuerdo con invertir en el ‘Duque’.

Lee también   10 clubes mexicanos que han tenido adeudos con sus jugadores

«Desde 2017, Florentino frenó hasta tres veces el fichaje de Hazard por el Madrid cuando ya estaba medio hecho. Ahora va diciendo en el club que es un fichaje ‘de Zidane’. El presidente nunca mostró mucha confianza en el jugador», manifestó Torres Romano.

Ciertamente, ‘Zizou’ pidió el fichaje del mediocampista para reforzar el esquema merengue. Puede jugar detrás de Karim Benzema o como ‘wing’ izquierdo con tendencia a realizar diagonales hacia el centro, quizás, la posición en la que más daño puede hacer Hazard, lugar en el que año pasado el Madrid, en un intento desesperado por encontrar soluciones, le dio la oportunidad al joven brasileño Vinicius Junior.

Foto vía Twitter.

Claridad en los pies, oscuridad en la cabeza

Es cierto que Eden Hazard es un futbolista netamente talentoso. El clásico ’10’ moderno que no solamente pisa, toca y distribuye juego sino que también tiene la habilidad de tomar las bandas con velocidad, driblar, enganchar y apoyarse en diagonales en ataque, pero su indisciplina a la hora de trabajar le pasa factura.

Su rol parece ser de salvador, de la imagen de un nuevo proyecto en el que el Real Madrid tratará de recuperar el reinado en Europa. Pero esos adjetivos pueden relajar aún más a un jugador que, normalmente, no da el 100% a la hora de entrenar.

Llama poderosamente la atención que el 13 veces campeón de Europa haya pasado de ganar tres Champions Leagues consecutivas con Cristiano Ronaldo, un futbolista que representa el trabajo como forma para alcanzar el éxito, a proyectar una nueva etapa con Eden Hazard, que más allá de su talento, su compromiso con los entrenamientos y el día a día es más que cuestionado.

Hazard, con un habano tras ganar la Europa League con Chelsea. Foto vía Twitter.

El tiempo será el que responda si la nostalgia merengue por los goles y el ‘sixpack’ de CR7 seguirá viva o si Hazard tapará bocas a pesar de su pasión por las hamburguesas.