En un mundo totalmente globalizado donde las reglas están para jugarse en equipo, la gente de las islas británicas ha tomado una decisión sin precedentes al separarse de la Unión Europea para seguir su camino al compás de lo que dicte la Reina y la Libra Esterlina. Como cuando los piratas dominaban los mares y el Reino Unido era el imperio más grande que ha visto la humanidad en su historia.

Situaciones como la crisis económica de Grecia, la crisis de migrantes tras la guerra en Siria y Medio Oriente, políticos que no iban a aceptar sostener a economías débiles a cambio de migajas forzaron al referéndum que fue mal manejado por los medios escritos y digitales y solo nos mostró que el Reino está Des-Unido.

La generación Millenial es la más afectada, ya que gracias a esto millones de jóvenes van a perder la oportunidad de trabajar dentro y fuera de Reino Unido. Al tiempo. Ahora bien ¿Qué va a pasar con una de las Ligas de Futbol más populares y sobre todo más ricas del mundo? Veamos.

La permanencia en el bloque europeo garantiza un beneficio económico y deportivo ya que los jugadores comunitarios tienen libre tránsito por tierras inglesas. En éste tiempo subió dramáticamente el nivel de la liga, las inversiones hacia los equipos, los derechos de transmisión y el toma y daca por atraer al mejor talento y todo lo que tiene que ver alrededor de un club gracias a que muchos futbolistas cuentan con pasaporte comunitario. Inclusive la Championship, la segunda división inglesa genera importantes ganancias. Los juegos de las ligas inglesas se transmiten a 730 millones de hogares generando más de 11 mil millones de dólares en ingresos brutos.

Con la aprobación del Brexit, la Liga inglesa deberá esperar a ver cual va a ser la postura del Reino Unido en ámbitos laborales, ya no habrá libre tránsito y los permisos de trabajo estarán a la orden del día. Si no hay un acuerdo favorable todo el mapa del futbol en la isla va a cambiar ya que ahora mismo hay más de 400 futbolistas extranjeros en la Liga Premier (las dos terceras partes del total de jugadores), equipos como Arsenal solo registraron a 6 jugadores de las islas, Chelsea y Manchester City solo registraron tres y el campeón Leicester tiene más extranjeros que británicos en sus filas.

Lee también   Jugador del City comparó a Raúl Jiménez con Lewandowski

Si un jugador no viene de la Unión Europea tiene que solicitar un permiso de trabajo y para conseguirlo hay que aplicar lo siguiente:

  • Un futbolista de un país top 10 de FIFA deberá haber jugado el 30% de los partidos con su selección los últimos dos años.
  • Un jugador de un país entre el 11° y 20° lugares deberán haber jugado el 45% de partidos.
  • El porcentaje aumenta a 60% para los lugares 21° a 30° y 75% para 31° y 50°.

Si esto se aplica, Dimitri Payet, N’Golo Kante, Anthony Martial y 100 jugadores mas no hubieran podido jugar en sus respectivas escuadras, por ejemplo. En Escocia ningún extranjero hubiera podido jugar. Además de que ya no habría más promesas como Cesc Fábregas o Héctor Bellerín, niños que se formaron en clubes ingleses gracias a las reglas de la FIFA y Unión Europea, es decir, el talento joven emigraría a Italia, España o Alemania y los cazatalentos británicos tendrían que improvisar mucho.

Payet

Se preveé que el impacto no sería grave para jugadores consagrados y los que tienen contrato a largo plazo pero sí en aquellos comunitarios que no son grandes estrellas. El precio de los juagdores que quieran adquirir los equipos ingleses se elevaría a las nubes gracias a una inflación y los aficionados ya no podrían transitar libremente por el contienente para seguir a sus equipos en competencias como Europa League o Champions League. La otra cara de la moneda es que habría más jugadores británicos en los equipos haciendo que los clubes pongan más atención en el desarrollo local pero con el riesgo de subir a la Liga Premier a futbolistas que aun no están preparados para afrontar esos niveles de exigencia haciendo que el espectáculo decaiga y las inversiones ya no sean tan ambiciosas en la liga más rica del mundo. Los resultados se verán a largo plazo, por ahora todo seguirá en una tensa calma estando todo mundo a la expectativa no solo en el aspecto deportivo.