Eto´o, guerrillas y pandemia: Una Copa África contra corriente

Este domingo 9 de enero arranca una edición más de la Copa Africana de Naciones o Copa África, que ha traído consigo mucha polémica, pues la situación política del anfitrión, Camerún, da mucho de qué hablar, los contagios por Covid se han disparado en África y la tradicional queja de los clubes europeos por perder jugadores por un mes, a mitad de temporada.

Este es el segundo intento de Camerún de tener una Copa África después de que la del 2019 fue llevada a Egipto a último momento por el poco avance de las obras y los problemas de seguridad interna del país. Aún con un año de retraso por la pandemia (el evento debía jugarse en 2021), Camerún sigue presentando estadios incompletos.

Si bien los estadios están casi listos, queda mucho trabajo por hacer en cuanto a todo lo que rodea una copa: accesos, rutas, etc. La Confederación Africana de Fútbol envió varias delegaciones durante todo diciembre para presionar a que se culminen las obras.

Eto´o como garante

Camerún en el medio tuvo cambio de autoridades en la federación, con el histórico Samuel Eto’o llegando a la presidencia apenas el 11 de diciembre.  El exjugador del FC Barcelona obtuvo 43 puntos, 12 más que su rival, Seidou Mbombo Njoya (31), en una votación celebrada en el hotel Mont Febe en Yaundé, capital del país africano.

La figura del mítico atacante llega justo a tiempo para garantizar la realización del evento. Su figura sirve para apaciguar dos frentes: El europeo, que quiere agarrarse de cualquier cosa para evitar el evento y retener sus futbolistas. Y el interno, ya que hay muchas regiones en conflicto.

«No veo una razón convincente para posponer la Copa Africana de Naciones, la Euro se jugó durante la pandemia con los estadios llenos», dijo Eto’o en rueda de prensa a los días de ser electo.

“Jugaron en muchas ciudades de Europa, así que ¿por qué no deberíamos jugar en Camerún? Si algunos piensan que deberíamos posponer el torneo, deben dar una buena razón”.

Sin embargo, como buen regateador, eludió hablar del conflicto interno.

La mascota del evento tuvo que desfilar por las calles de Camerún con un chaleco anti balas y escoltado

En las últimas semanas hubo algunos incidentes, e incluso se encontraron artefactos explosivos caseros cerca de las sedes.

En las dos regiones de habla inglesa del sur de Camerún, el ejército ha estado luchando contra grupos armados secesionistas en una guerra asimétrica durante los últimos cuatro años. En octubre de 2017, los separatistas declararon un estado ficticio conocido como ‘Ambazonia’. La insurgencia armada se ha convertido en un enfrentamiento de guerrillas, acabando con la vida de miles de personas, desplazando a casi 700.000 y dejando a millones de civiles atrapados, según resume la agencia AP.

Lee también   Wimbledon 2020 fue suspendido por el COVID-19

Aparte, en este año la falta de lluvias ha afectado el suministro de agua y eso ha agravado los enfrentamientos, no solo en el sur, también en el norte.

Mientras todo esto pasa, el gobierno de Camerún garantiza el evento y la CAF firma contratos millonarios para la televisación, como el realizado con Sky de Reino Unido. Todos voltean a un lado.

Europa chilla

Mientras esto transcurre, en Europa lamentan las bajas de sus piezas africanas. 126 jugadores del “Big Five” del fútbol mermarán las alineaciones:  De la Premier League han llamado 31; Bundesliga aportará 11, al igual que La Liga de España. Italia y su Serie A ponen 23… pero la más afectada es Francia, con 50 convocados de la Ligue 1.

En Inglaterra, los golpes son más determinantes: Liverpool se verá perjudicado ya que pierde a Mané y Salah, figuras en el equipo de Klopp, a la cual se suma Naby Keita.  El Arsenal se queda sin Thomas, Aubameyang, Pépé o Elneny. El City tendrá la baja sensible del argelino Mahrez y el Chelsea del senegalés Edouard Mendy. Más otros  como Zaha (Crystal Palace), Diallo, Bailly (United), Iheanacho (Leicester).

Klopp dijo esto hace un año cuando se enteró de que la Copa África se movía a enero: «Debemos pensar como club y tomar decisiones, y saber que durante cuatro semanas no vamos a poder contar con ellos no ayuda a los jugadores africanos. No puedo respetar más la Copa África, es un torneo muy interesante, pero que se juegue en mitad de la temporada es un problema obvio”.

Otro caso duro es el del Milan y Napoli: El equipo de Milán pierde a dos jugadores importantes en el mediocampo como lo son Kessié y Bennacer, mientras que los el sur de Italia se quedarán sin Koulibaly (Lesionado hace 1 mes), Anguissa, Ounas y Osimhen.

Inauguración

Domingo, 9 de enero de 2020. 10 am (Hora CDMX)

Camerún-Burkina Faso

Estadio: Paul Biyá, Olembé.