#HistoriasdelMundial Jonas Hector: El as bajo la manga

Regresemos rápidamente en el tiempo. 2 de julio de 2016, se juegan los cuartos de final de la Euro francesa en Burdeos; italianos y germanos se enfrentan por enésima vez en un partido cerrado y cardíaco que termina empatado a 1 gol gracias a Özil y Bonucci y se está definiendo en tanda de penales. Insigne, gol. Kroos descuenta. Zaza hace el ridículo. Buffon se come a Müller y lo hace fallar. Barzagli, gol. Özil al palo. Draxler gol para que después Neuer se la cobre a Bonucci y cometa la pifia. Nunca Alemania le había ganado a Italia en partido de eliminación directa y esta vez Schweinsteiger no sería el héroe al fallar frente a Gigi.

#HistoriasdelMundial Jonas Hector: El as bajo la manga
#HistoriasdelMundial Jonas Hector: El as bajo la manga

Una tanda interminable que está ya en muerte súbita; es la novena vez que se enfrentan los colosos europeos y es en el noveno lanzamiento, cuando Neuer ataja el disparo de Darmian se comienza a preparar el jugador teutón con el dorsal numero 3 para cobrar el siguiente tiro. Desenlace: Buffon llorando desconsolado por una Euro más que no va a alzar, y los alemanes llenos de jubilo por haber vencido a su bestia negra en el noveno intento.

Una regresión en el tiempo más, la última de este texto. Esta vez estamos en la frontera galo-germana provincia de Saarland en un pueblo de apenas 2,500 habitantes llamado Auersmacher, de aquí los hermanos Lucas y Jonas se dirigen hacia el terreno de juego para enfundarse y defender la casaca verde del SV Auersmacher. Estamos en 2009 en la Oberliga Rheinland-Pfalz/Saar algo asi como la quinta división alemana. De aquellos dos hermanos solo Jonas sobresale de forma excepcional llamando la atención de visores locales quienes intentan reclutarlo hacia el 1. FC Saarbrücken, el equipo mas poderoso de la región. Jonas declina la oferta porque prefiere una vida tranquila y seguir jugando futbol con sus amigos.

Alguien convenció a Jonas para dejar su pueblo y a los 20 años emigra a Colonia para jugar en el equipo filial del 1. FC Köln – Die Geißböcke –. En solo un par de años subió al primer equipo jugando como lateral izquierdo ya en la Bundesliga después de haberse aventurado por varias posiciones. Pieza rara, casi en peligro de extinción el lateral izquierdo nato, tanto que cuando Philipp Lahm se retiró dejó con preocupación al cuerpo técnico de la Manschaft siendo Christofer Clemens, auxiliar de Löw quien abogó para que el jugador colonés fuera el elegido para llenar el hueco que dejó Lahm. Era noviembre de 2014, Alemania estrenaba el parche de campeón del mundo en su playera y desde ahí el as bajo la manga de Löw ha jugado todos los minutos de la más de treintena de juegos a los que ha sido convocado.

Lee también   Francia le remontó a Alemania en la Nations League

Dicen por ahí que puedes salir del pueblo pero el pueblo nunca saldrá de ti, y es asi que con el tiempo Hector se convirtió en uno de los mejores laterales del mundo siendo tentado a emigrar a la isla británica, a Bavaria o a Dortmund con una jugosa cantidad de euros de por medio, sin embargo Jonas firmó con 1. FC Köln hasta 2023 donde jugará en la segunda división alemana después del mundial de Rusia tras la espantosa temporada de Las Cabras. Löw no descubrió el hilo negro cuando decidió hacer de Hector su jugador con más minutos en la cancha, él bien sabe que no es el mejor jugador del mundo, pero si es el más confiable y el más rentable, dominando la pradera izquierda como pocos pero también entregando buenas cuentas como defensa central y mediocampista. Una polivalencia que vale oro en éstos tiempos.

Sin cuenta en alguna red social, ahorrando sus ingresos y estudiando la carrera de negocios en sus tiempos libres, Jonas suele dar asilo a sus amigos y a su hermano que manejan 300km desde Auersmacher a Colonia para verlo jugar y recordar aquellos tiempos cuando después del juego solo había tractores, cerveza y tranquilidad, aquellos tiempos de una vida sencilla que Jonas se niega a dejar. 1. FC Köln no será el equipo con más reflectores de la Bundesliga y pocos fuera de las fronteras del rio Rin a los pies de la majestuosa catedral lo seguirán ahora en la segunda división; sin embargo, Colonia es la mejor ciudad para vivir en opinión de Jonas y por nada del mundo dejará a su amado equipo solo, a pesar de los intentos serios de Klopp y de la Señora de Turin para llevarlo a Inglaterra e Italia respectivamente. Algo raro en estos tiempos.

Aquel dia de 2016, de los botines de Hector salió el disparo que hizo romper en llanto a Buffon, ahora con 27 años y una copa Confederaciones en su palmarés busca refrendar el titulo germano en Rusia con su récord de todos los minutos jugados desde que Löw le dio la oportunidad. Nada mal para alguien que nunca pasó por La Fábrica merengue, La Masía catalana, el Nachwuchsleistungszentrum bávaro o la City Football Academy de la parte azul de Manchester, nada mal para un chico de un pueblo muy pequeño proveniente de la quinta división que juega al futbol como pocos sin estar atado a los reflectores como muchos.