Irapuato: Injusticias y un grito desesperado

Ya está bien sabido: En un comunicado que fue difundido en la página de internet de la Federación Mexicana de Futbol, se indica que el Irapuato, Durango y Matamoros no cumplieron con la estructura financiera, control económico y estructura legal, términos que fueron requisitos para ascender de división, a la Liga de Expansión MX.

La polémica es fuerte,  ya que el Irapuato logró su ascenso en la cancha en el mes de mayo, al derrotar por marcador global a Cruz Azul Hidalgo 3-1. Mientras que Matamoros y Durango fueron propuestos por la Liga Premier para ser consideradas como franquicias invitadas.

La respuesta que yo le hago a la afición de Irapuato es que una condición paa llegar a Liga de Expansión es acreditar que se tiene orden corporativo y financiero. A nosotros nos daría muchísima ilusión que tuviéramos una plaza como Irapuato, pero el que juega en expansión tiene que cumplir de manera equitativa con los requisitos que ya cumplen los equipos», mencionó Mikel Arriola, directivo de la Liga MX hace unos días.

La indignación apareció, no solo en Irapuato. También en toda la comunidad futbolera mexicana. El equipo modesto, que alguna vez jugó entre los grandes, evidentemente despierta simpatías y ante la negación, que escapa de lo deportivo, generó incomodidad.

¿Homofobia o venganza?

Han valido poco las vías diplomáticas, algunas que exceden lo políticamente permitido. Francisco Javier San Román, dueño del Irapuato ha insistido que su gestión económica ha sido correcta y que ni siquiera se han visto en la necesidad de recurrir al dinero de la gobernación.

Lee también   Monaco y un casi imposible intento de asalto al Muro de Turín

San  Román ha publicado en diversos medios de circulación nacional, donde se dirige al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y le solicita que intervenga en lo que él asegura, es una injusticia.

«La presente es para informarles que desconozco las razones por las que la FMF, la Liga MX y la de Expansión detuvieron el ascenso del equipo Irapuato, que se dio gracias al gran esfuerzo de los jugadores, directiva, autoridades estatales y municipales, y sobre todo a esa gran afición que apoyó sin medida a nuestra querida Trinca», se pudo leer. Esto le costó sanciones disciplinarias.

Al cerrarse todas las puertas, la afición de Irapuato decidió utilizar un grito homofóbico, el famoso “puto” para enojar a la Federación Mexicana y así, les impongan multas.

La FMF fue castigada con dos partidos oficiales de la Selección Mexicana sin público, debido al grito de «Puto», en los partidos del equipo varonil. Asimismo, sigue la amenaza de un castigo mayor, un tema de preocupación entre los dirigentes del futbol mexicano.

Con el hashtag, #SinAscensoNoHayMundial, el mensaje asegura que la FMF solo tiene interés en la taquilla y mercancía de la Selección y que tras apuñalar por la espalda a la gente de Irapuato, han decidido amenazar a su valiosa selección, con los irapuatenses tanto en México como en Estados Unidos.

La medida ha tenido eco en diversas hinchadas que se unirían. Para algunos, será refugio de homófobos, para otros, es un grito desesperado de justicia.