La estrategia de marketing de la Roma que ayuda a encontrar niños

En 1992, Dave Pirner, solista de la banda Soul Asylum, en medio de una depresión, compuso la canción “Runaway Train” y sus compañeros armaron los arreglos musicales. Sin querer, estaban construyendo un himno del rock de los 90.

Para que una banda triunfara, había que abrirse hueco en el mundo MTV, lo que pudiéramos llamar hoy el principal surtidor de contenidos musicales para la juventud. Sin redes sociales, sin Internet, MTV era el punto de encuentro de los jóvenes.

El video fue dirigido por Tony Kaye, quien más tarde dirigiría la película American History X. A Kaye se le ocurrió la idea de usar imágenes de niños reales desaparecidos en el clip, y la banda amó la idea, ya que era realmente original y también podían hacer algo bueno por la sociedad. Y aunque la interpretación literal de Kaye, de niños desaparecidos, no era el verdadero significado detrás de la canción, a Dave Pirner no le importaba ir en esa dirección para el video, según recuerda el portal Nación Rock.

De hecho, el video fue hecho de una manera para que en cada país donde se emitiera el se pudiera editar e incluir casos locales. En 1993 “Runaway Train” fue un verdadero éxito musical y social: se concientizó sobre la situación: el abandono infantil, abuso y explotación de los niños. El mensaje caló.

De los 36 niños mostrados en el video original, 21 regresaron con sus padres. Hubo noticias desgarradoras, como la de Polly Klaas, de doce años, asesinada brutalmente por un criminal de amplio prontuario que pagará cárcel de por vida. Gracias al video, se pudo dar con el desalmado delincuente.

Al final del video, el cantante Dave Pirner aparece diciendo: “Si has visto a uno de estos niños o eres uno de ellos, llama a este número” mostrando un número real de ayuda para niños desaparecidos.

La canción fue subida en YouTube por la banda en 2010. Tiene al día de hoy 145 millones de visualizaciones. Es un mensaje que sigue vigente y que busca, en especial, concientizar.

16 años después, inspirados en este suceso de la cultura pop, Roma, usualmente jocoso en sus plataformas digitales, se tomó muy en serio la difusión de sus nuevos fichajes, material digital que según sus estudios, es el que más repercusión tiene.

Confirmando la transferencia de Leonardo Spinazzola el domingo el domingo 30 de junio de 2019, Roma compartió un video en pantalla dividida en sus plataformas sociales. La mitad mostraba imágenes de Spinazzola completando su examen médico y firmando su contrato con los Giallorossi; el otro presentaba los rostros y detalles de varios niños que figuran como desaparecidos.

«He pensado por un tiempo que las redes sociales son la MTV de hoy. Tienen una enorme presencia global. Una vez que leí sobre esa historia en particular, no podía dejar de pensar en ella y si podíamos hacer algo similar», confesó Paul Rogers, jefe de estrategia de Roma en una entrevista.

Lee también   El primer subcampeonísimo de México

A partir de ahí, Rogers presentó la idea de una asociación al Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (Estados Unidos), que se incorporó instantáneamente. Poco después se llegó a un acuerdo similar con Telefono Azzurro (Italia).

«Hicimos muchas cosas divertidas, a veces extrañas, sobre las transferencias en 2017», recuerda. «Hicimos algunos photoshop el año siguiente, pero llegamos a un punto en el que pensamos: ¿hacia dónde vamos desde aquí? En esa etapa, habíamos acumulado muchos seguidores, especialmente en nuestra cuenta en inglés, por lo que decidimos usar esa plataforma para alguien que no fuera nosotros».

Roma empezó a recibir casos y varios empezaron a tener éxito. Estaba funcionando la fórmula de ir más allá del deporte.

«Algunas personas pueden pensar que es bastante extraño», agrega Rogers. «Pero si nuestro objetivo es ayudar, la ventana de transferencia, cuando tenemos más tracción, es el momento de hacerlo».

Las publicaciones sobre transferencias y niños desaparecidos llegaron a 11 millones de impresiones en la ventana de mercado del verano pasado. «Podríamos tuitear una foto de un niño desaparecido en cualquier época del año, pero más gente la verá cuando esté vinculada a una firma».

“Primero, es para localizar a los niños que aparecen, pero también es para crear conciencia sobre los problemas y el trabajo que están haciendo estas organizaciones benéficas», agregó Rogers.

Paul Rogers, todo un estratega digital

“Si clubes como Real Madrid o Barcelona se nos unen, podríamos alcanzar mucha más gente”, espetó.

El miércoles de esta semana se reportan ya 7 niños / jóvenes que han sido encontrados a salvo en los videos de los fichajes de esta temporada y se espera que la cifra siga en aumento.

Lo dice una estrofa de “Runaway Train”: Can you help me remember how to smile? (¿Puedes ayudarme a recordar cómo sonreír?) La Roma lo está logrando.