Las ligas: un nuevo ente dictatorial

En casi todas las regiones de habla hispana, donde se sigue a las Ligas europeas, hubo una sorprendente situación en una entrevista con el presidente de la liga española, pues era un evidente caso de censura.

El paso de Javier Tebas por el popular programa de radio “El Partidazo de COPE” hace varios días dejó como principal titular el mecanismo para censurar preguntas de periodistas que “no concuerden con la línea editorial que marca Las Ligas”, en referencia a los periodistas que portan el “micrófono de La Liga”. Juanma Castaño, conductor de El Partidazo, replicaba que “yo que trabajo en Movistar, si el año que viene me mandan a cubrir un partido a pie de campo, ¿tengo que hacer las preguntas que me diga LaLiga?”.

A este respecto, Tebas, declaró que “tú sabrás lo que no debes preguntar” y el periodista le reprendió que “lo que sea noticia”. El presidente de La Liga, ascendiendo el tono, advirtió que “como preguntes algo que no está dentro del manual, no volverás a salir”.

Juanma Castaño respondió abruptamente ante la censura que quiere imponer Javier Tebas. “Es acojonante”, sentenciaba el periodista que no daba crédito a las palabras del presidente de La Liga. A su vez, un reconocido compañero, Paco González lamentaba que “se elimina al periodista que pregunte algo conflictivo”.

Por ejemplo, Tebas quiere acabar con las preguntas “inapropiadas” como las renovaciones de futbolistas. Lo ejemplificó con Griezmann y su extenso proceso de renovación en el curso pasado. “Hay que estudiar trampas como se hacía en las dictaduras para tratar de evitar la censura”, señalaba Juanma Castaño.

Replicando lo malo

Parece totalmente inaceptable que un medio que haya colocado muchísimo dinero para adquirir los derechos de un torneo, sea a su vez, víctima de censura de quien se los vende. Pero, seguramente, Tebas y compañía dirán “vendrá otro a comprarlo”.

Lee también   #ElFutbolEsNuestro

Lo malo se riega. En Sudamérica fue bastante chocante que los equipos de la Liga Pro de Ecuador, mediante un comunicado le “exigieran” a los periodistas de Gol TV, los tenedores de derechos, “hacer comentarios más imparciales y apegados a la verdad”, lo que realmente se traduce, es en todo lo contrario, es evitar comentarios apegados a la verdad que afecten a los clubes.

“Los clubes miembros de la Liga Pro podrían reservarse el derecho de indicar a la televisora con derechos los talentos (relatores, comentaristas) que deben prestar servicio en los respectivos partidos de acuerdo a los intereses”, agrega el preocupante comunicado.

Las ligas crecen y crecen mucho por la globalización, en especial las grandes. Crecen tanto que se convierten en medios, que generan contenidos en redes sociales, Internet y al final, marcan no solo una línea editorial, también imponen una línea de pensamiento que elimina el debate y preocupa fundamentalmente a uno de los derechos sagrados del ser humano: estar informado de forma veraz a través de la libertad de expresión.

¿ Y México?

Acá en México aún no se ven esas actuaciones tan descaradas, sin ningún tipo de disimulo. Hay bajadas de línea editorial, hay “consejitos” para no “equivocarse”, pero no ese descaro como el que se ejemplifica con Tebas.

Sin embargo, hay situaciones que realmente preocupan. Ejemplo, la relación de Fox Sports con León y Pachuca. Se ha visto que no pasa nada malo en la señal de este canal con ambos equipos y muchas veces, se censuran escenas que ocurren en el mismo terreno de juego.

Son relaciones que públicamente son estrechas, pero puede ser el nicho contagiante para que otros, viendo la tendencia que va emergiendo, copien estas ideas autoritarias que para nada benefician al espectáculo y terminan afectando al aficionado, que vivirá desinformado y rodeado de mentiras.