Esta semana en Línea de Cinco, una declaración de guerra en la Liga MX tras revelarse el «Tuzo Gate», gran fin de semana para los mexicanos que militan en Europa, el Chelsea de Antonio Conte se hunde, la resurrección de Pumas y el posible nacimiento de un nuevo ídolo, Henry Martín.

Declaración de guerra.

Dos grandes grupos de poder en el futbol mexicano se han declarado la guerra, una guerra sucia, que no va a cambiar nada en nada el balompié azteca, ni mucho menos lo hará mejorar en algún aspecto, este asunto sólo se trata de demostrar más músculo y de una venganza que tiene como razón de ser, los derechos de transmisión de la Selección Mexicana.

A Televisa no le cayó nada bien, que Jesús Martínez Patiño, el Presidente de Grupo Pachuca, buscara que el Tricolor pudiera verse en señales diferentes a las del duopolio televisivo nacional. Toda acción tiene una reacción y el contraataque de la empresa encabezada por Emilio Azcárraga Jean llegó desde el último domingo de enero, cuando se revelaron en el programa de La Jugada, documentos que demuestran el apoyo recibido por el Club Pachuca de parte de las administraciones gubernamentales de Hidalgo.

El CEO de los Tuzos ofreció una conferencia de prensa para aclarar toda la situación, desligarse de la acusaciones y amenazar con revelar nombres de algunos periodistas que reciben incentivos económicos de algunos clubes. Pues Televisa volvió a la carga y ahora fueron por el otro club de los Martínez, el León, de quien también demostraron documentos que avalan los apoyos que el club ha recibido de parte del gobierno de Guanajuato.

Personalmente y como lo mencioné en el primer párrafo, me resulta una guerra sucia absurda, al más puro estilo de la política mexicana y tomar postura a favor de alguien me resultaría ilógico, ya que no estoy a favor de monopolios, ni de la manipulación en los medios, ni de multipropiedades y mucho menos de que los gobiernos estatales den respaldo económico a organizaciones privadas. Sólo queda ven en qué acaba este capítulo de los expedientes secretos de la Liga MX.

La fiebre mexicana del sábado.

Pocos sábados han sido tan memorables para los futbolistas mexicanos en el viejo continente como el 3 de febrero de 2018, lo cual es una gran noticia de cara a la Copa del Mundo de Rusia 2018. Sin lugar a dudas los más destacados siguen siendo Lozano, Guardado y Ochoa al ser titulares indiscutibles en sus respectivos clubes.

Por lo del sábado fuera poco, el domingo regresó a las canchas Marco Fabián y Carlos Salcedo ya es titular con el Eintracht Frankfurt, de mantenerse esta regularidad, las convocatorias de todos los llamados ‘europeos’ serán totalmente incuestionables, situación que no ha ocurrido en los procesos anteriores, además, después de ver al equipo Tricolor que jugó el amistoso contra Bosnia, creo que no hay dudas de que estos elementos son más que necesarios.

Un reconocimiento merecen hombres como Layún, Jiménez, Javier Hernández y los tres elementos del Porto (Reyes, Herrera y Corona), quienes a pesar de tener ofertas de la MLS y la Liga MX, decidieron permanecer en el mejor futbol posible y pelear por ganarse la confianza de sus estrategas, en una época en la que el futbolista mexicano busca más el camino fácil, de poca exigencia y la zona de confort económica, por cierto, saludos a los hermanos Dos Santos y Carlos Vela.

Naufragio.

¿Alguien se imaginaba que apenas comenzando febrero veríamos al vigente campeón de la Premier League en una situación tan complicada? El Chelsea de Antonio Conte parece perder aire cada semana de manera larmante, con la eliminatoria ante el Barcelona a la vuelta de la esquina y el Tottenham al acecho de la cuarta plaza, los focos rojos ya están encendidos en Stamford Bridge.

Lee también   Pikolín portero aprende de todo

El nombre de Luis Enrique ya comienza a sonar con fuerza, aunque más que un cambio de timón, considero que los ‘Blues’ deben de recuperar la brújula que los llevó al éxito la temporada pasada, más ahora que cuenta con un mejor plantel que hace un año, la cuestión es poner cada uno de los engranes en su lugar.

Tal vez sea la carga de partidos o la mala gestión de Conte con su renovada plantilla, pero descartar al Chelsea en la segunda mitad de temporada, es un error que no puede darse el lujo de cometer nadie, la última vez que eso sucedió, llegó un tal Roberto Di Matteo, para entregar la máxima gloria en la historia del club londinense.

Vuelven a rugir.

El cuarto grande del futbol mexicano está de vuelta y viene en plan serio. Tras un torneo absolutamente desastroso, en el que tuvieron más técnicos en el banquillo que triunfos en el campo, hoy en día los Pumas de la UNAM han logrado resurgir de la mano de David Patiño y las buenas incorporaciones que hicieron.

Después de mucho suplicio, parece que por fin Ares de Parga logró un acierto en todo lo que va de su gestión, la cuestión es saber hasta dónde llegarán estos renovados Pumas, el sábado le dieron un baile al actual campeón, pero en una liga tan bipolar como la mexicana y en donde cualquier rival puede arrebatarte puntos o en el peor de los casos echarte de la fase final, es difícil predecirlo.

A título personal, considero que los universitarios siguen en reconstrucción, no es momento de echar campanas al vuelo todavía por muy prometedor que luzca el panorama, Patiño y su directiva parecen haber encontrado el camino correcto, sin embargo, aún falta mucho para lograr consolidar el proyecto y sobretodo cristalizar los éxitos que se merece el club representativo de la máxima casa de estudios.

¿El nuevo ídolo?

Cinco goles en la misma cantidad de partidos con el América, ponen a Henry Martín hasta el momento como el mejor fichaje del Clausura 2018. Antes de sumarse a las Águilas, fue vinculado demasiado tiempo con Chivas e incluso en el último Draft hasta con Cruz Azul, pero el destino del atacante yucateco fue reencontrarse con Miguel Herrera, tras su paso por los Xolos de Tijuana.

Cuestionado por muchos que exigían un fichaje bomba cuando él llegó, ahora Martín ha provocado el aplauso de todos esos que nunca se dieron cuenta de que el mejor fichaje ya había llegado al nido y es mexicano. Hay que ir con calma respecto a su evolución, porque casos de éxito efímero abundan en el balompié azteca y más en el América. ‘More’ Mosqueda, ‘Torito’ Silva, Daniel Márquez, Enrique Esqueda y muchos más son prueba de lo que les digo.

Aunque hoy ya hay quienes lo ven como un elemento que no puede faltar en Rusia 2018, la realidad es que aún tiene mucho que demostrar para ganarse un lugar en una ya de por sí, malbararatada convocatoria a la Selección Mexicana, sobretodo si los protagonistas del punto dos de esta Línea de Cinco, mantienen su inercia positiva. Es innegable que Martín posee talento, la cuestión es, ¿Hasta dónde lo llevará ese talento?.