Esta semana en Línea de Cinco: Oswaldo Alanís es víctima de la ‘justicia’ en Chivas, también, el efecto Gattuso en el AC Milan, además de el bálsamo de Zidane y el Real Madrid, tuvimos un rojo amanecer en América y el tercer lugar de Pachuca en el Mundial de Clubes.

La «justicia» en Chivas.

Ya es conocido el caso de Oswaldo Alanís, el central mexicano, se negó a aceptar una nueva oferta contractual propuesta por Chivas, ya que la misma no va de acuerdo con sus intereses, debido a ello fue ajusticiado por los dirigentes, separado del primer equipo y enviado a entrenar con la segunda división en otra clara muestra de que el futbolista puede ser tratado como mercancía en el peor de los casos, una más en el futbol mexicano.

Mi pregunta es: ¿Dónde está la recién creada y aprobada Asociación de Futbolistas Mexicanos? Alanís se encuentra en la posición de hacer valer sus derechos y poder escuchar ofertas que le permitan jugar donde le plazca, siempre y cuando no afecte a su club actual, me resulta absurdo que se castigado de tan mala manera por negarse a extender su vínculo con ‘el rebaño’.

El defensor piensa desligarse de Chivas, pero está claro que eso será hasta culminar su contrato actual, al cual le restan seis meses, por su parte el club no quiere que se vaya libre y Monterrey es uno de los interesados en contar con sus servicios. Pero me queda muy claro que aunque el fin justifique los medios, las formas de un club del tamaño de Chivas dejan mucho que desear, Carlos Salcido es uno de los fundadores de la Asociación anteriormente mencionada y hasta ahora no ha levantado la voz.

Nunca debemos olvidar que los protagonistas de este deporte son los futbolistas, ni mucho menos se debe pasar por alto que también son seres humanos con diversos intereses y necesidades, mismos que no deben estar por debajo de los intereses de ningún club en el planeta.

Efecto Gattuso.

Tras la salida de Vincenzo Montella por malos resultados, el AC Milan decidió recurrir a una figura icónica como Gennaro Gattuso para ocupar el banquillo, sin embargo, los resultados tampoco han acompañado al exmediocampista italiano y de peor aún, parece que el equipo luce cada vez peor en comparación al del entrenador anterior.

Parece que quienes fueron figuras como futbolistas en el cuadro Rossonero, están destinados a fracasar como entrenadores en el mismo, prueba de ello son Clarence Seedorf y Filippo Inzaghi, a pesar de eso, me parece que el problema del club va más allá del estratega, este año sus propietarios hicieron una millonaria inversión para apuntalar la plantilla, pero fuera de Bonucci, no veo a ninguno de los otros refuerzos rendir al máximo en el equipo.

Si a todo esto le sumamos que ‘Gigio’ Donnarumma ya no desea continuar en la institución, el entorno de Il Diavolo se encuentra completamente viciado y el panorama parece más oscuro cada día, no le resto responsabilidad a Gatusso, de hecho pienso que un timonel más experimentado podría hacer funcionar mejor al plantel actual.

A pesar de ello, estoy seguro que si el Milan no ha regresado a los primeros planos del balompié mundial, en gran parte se lo debe también a los malos manejos en su cúpula mayor, invertir más de lo que venía haciendo Silvio Berlusconi no necesariamente significa trabajar mejor que el otrora mandamás del club.

Bálsamo.

El Real Madrid de Zinedine Zidane acaba de convertirse en Bicampeón del Mundial de Clubes, parece que los títulos son la mejor medicina para una escuadra que no ha podido recuperar terreno en La Liga y que no corrió con la mejor de las suerte en el sorteo de la Champions League, pero parece que cuando un trofeo está en disputa este equipo se transforma, reverdece y se reinventa.

Lee también   Línea de Cinco: ¿Valverde destruyó al Barcelona?

El llamado ‘Mundialito’ llegó en el mejor momento para Zizou y sus pupilos, ya que este fin de semana recibirán al Barcelona y el receso invernal está a la vuelta de la esquina, de ellos depende llegar vivos a la segunda mitad de la competencia liguera y embalarse totalmente para los duelos de eliminación directa de la Liga de Campeones. Desde mi punto de vista, no son favoritos a revalidar su título en ninguna de las dos, pero es el Madrid y me ha hecho comer mis palabras en más de una ocasión.

Realmente parece que el equipo blanco tiene memoria propia desde la llegada de Zidane, los tomó hace dos años en estas fechas y a partir de ahí todo ha sido conquistar y reconquistar en el viejo continente, aunque para mí está lejos de compararse con el Barcelona de Guardiola, este Madrid está escribiendo su propia gloriosa historia, guste o no, es un depredador de títulos, cuya cacería comienza enserio a partir de enero.

Rojo Amanecer.

Cuando un gigante despierta siempre es una buena noticia para el deporte que tanto amamos, eso acaba de hacer Independiente de Avellaneda al consagrarse campeón de la Copa Sudamericana 2017, ‘El Rojo’ venía motivado tras superar a su odiado rival, Racing Club, en la Superliga Argentina a finales de noviembre y eso le ayudó más que nunca a retomar su instinto ganador en justas continentales, para superar al Flamengo.

Los más puristas dicen, rezan que un equipo se conforma de hombres más que de nombres, pues Independiente cuenta con ambos, desde el uruguayo Martín Campaña custodiando su arco, pasando por el capitán Tagliafico, el veterano Walter Erviti, su nueva joya, Ezequiel Barco, hasta un ‘killer’ como Emmanuel Gigliotti, todos ellos muy bien comandados por la mente de Ariel Holan.

Los de Avellaneda volvieron a obtener un título continental que no ganaban desde el 2010 y ahora regresarán a la Copa Libertadores, la cual no tienen entre sus manos desde 1984, a pesar de eso la han conquistado siete veces y se mantienen como el máximo ganador de la misma y si pueden lograr la hazaña de mantener su plantilla completa, serán uno de los mayores candidatos para ganarla, América puede pintarse de rojo una vez más.

Insípido.

El título de esta línea es justamente la sensación que me deja el tercer lugar de Pachuca en el Mundial de Clubes, es cierto que sólo dos equipos mexicanos lo habían conseguido antes que los ‘Tuzos’, pero uno de ellos fue el Necaxa de Raúl Arias, ese equipo que maravilló al mundo del futbol en Brasil, que tuvo contra las cuerdas al Manchester United de Sir Alex Ferguson y derrotó en penales al Real Madrid.

Luego de ver el duelo de los hidalguenses ante el Gremio de Porto Alegre, me quedó claro que equipos como Tigres y Monterrey, pueden toserle en la cara a los gigantes sudamericanos, pero ya saben que para Liga MX y la FMF mientras no haya dinero de por medio, los clubes mexicanos no podrán medirse ante dichas escuadras y seguirán escudados bajo la “competitividad” de la CONCACAF.

No ganarle al conjunto del Al-Jazira, era un lujo que Pachuca no podía permitirse, máximo cuando estaban en Emiratos Árabes Unidos por haber vencido al Saprissa, al Dallas FC y al vigente campeón mexicano, los Tigres de la UANL, equipos que en el papel son superiores al modesto anfitrión de la justa decembrina.

Por eso mismo y sin restar ningún mérito al equipo de Diego Alonso, lo que hicieron en Abu Dabi me parece un logro apenas suficiente, comparado con la gran participación de los ‘Rayos’ hace 18 años, frente a rivales de tan alto calibre.