Esta semana en Línea de Cinco: El Clásico Joven llega en el mejor momento del campeonato, el examen de Lozano y Gutiérrez con el PSV, la aparente sentencia de Lopetegui, el Barcelona sin Messi y el momento de Donnarumma.

Clásico en el mejor momento

El duelo entre Cruz Azul y América del próximo sábado, llega como un platillo con sabor a Liguilla, enfrentando a los dos mejores equipos de la clasificación y con el morbo que envuelve siempre a esta clase de partidos y que ha ido alimentándose con el paso del tiempo.

Los ingredientes en esta ocasión, parecen ser más especiales que nunca, el liderato del torneo en juego y la presencia de un hombre que fue el gran arquitecto de los éxitos recientes de las ‘Águilas’, ahora vestido de Azul y comandando la gestión deportiva en La Noria, además del comandante de la zaga cementera, Pablo Aguilar.

Del Clásico Jóven se pueden decir muchas cosas, la realidad es que es un partido que continúa dándole sabor a la Liga MX, especialmente cuando se presenta en las condiciones actuales y con todo el protagonismo que nos ofrece, sólo espero que lo relevante suceda dentro den campo y sea cual sea el resultado ahí mismo quede.

Examen europeo

El PSV Eidhoven donde militan Lozano y Gutiérrez, tendrá ante el Tottenham su mayor en examen dentro de la UEFA Champions League, ya que de perder ese partido podrían despedirse hasta de la posibilidad de participar en la Europa League.

Mucho he leído acerca de la Eredivisie, que si su nivel es paupérrimo, que incluso la Liga MX es mejor y más cuestionamientos sin sentido, lo cierto es que si algo necesita el futbol holandés, es dar un golpe de autoridad en Europa que no logra concretar desde hace mucho tiempo, calidad existe para demostrar que no sólo son el eterno semillero.

Por su parte, Chucky y Guti tienen la enorme posibilidad de hacer historia con los ‘Granjaeros’,, luego de haber caído ante el Inter y el Barcelona, aún está en sus manos seguir creciendo en el máximo certamen del viejo continente, algo que sólo lograrán midiéndose ante los mejores clubes de la competencia.

¿Sentenciado?

Luego de su polémica llegada al conjunto blanco, tras ser arrebatado de la Selección de España, todo indica que Julen Lopetegui tiene las horas contadas en el banquillo del Real Madrid, al cosechar resultados muy pobres en el inicio de la temporada.

Lee también   El Lodo Rossonero

¿Realmente es el estratega culpable lo que sucede en el Madrid? Honestamente pienso que no, la planeación de la presente campaña fue lamentable por parte de Florentino Pérez, quien no supo reaccionar ante la marcha de Zidane y Cristiano, olvidando a una plantilla que ya venía arrastrando inconsistencia en su accionar.

Lo primordial es recuperar el orden en el vestidor, que los líderes asuman responsabilidades y si realmente están con el técnico, deberán trasladar ese mismo orden al campo, de lo contrario, podríamos presenciar una temporada paupérrima de los blancos, el próximo clásico puede ser un parteaguas para esta era.

Momento de solidaridad

El golpe más duro de la jornada, sin lugar a dudas lo recibió el Barcelona, que se quedará sin Lionel Messi por tres semana o más, situación que pondrá a prueba las capacidades de la plantilla, pero sobretodo, las de Ernesto Valverde como estratega.

Personalmente he sido un duro crítico del estratega blaugrana, considerando que no sabido utilizar la gran plantilla que tiene ni en tiempo ni en forma, sin embargo, ahora se le presenta una oportunidad dorada para cerra la boca de sus detractores, incluyéndome.

El Barcelona deberá ser un conjunto solidario en todas sus líneas para sobreponerse a la ausencia del ’10’, partiendo por mejorar sus falencias defensivas y construir desde ahí su futbol como lo dicta su estilo y esencia, no será una tarea fácil, pero de conseguirlo, podríamos volver a presenciar la mejor versión de los catalanes en cuanto a juego colectivo.

Estancado

El relevo natural de Gianluigi Buffon en el arco italiano era Gigio Donnarumma por lógica, parecía que el joven estaba teniendo un crecimiento titánico y que en un gigante como el Milan podría explotar al máximo sus cualidades, cosa que ha hecho.

Pero, a pesar de la calidad del joven arquero, aún deja dudas en los partidos decisivos, ya sucedió el año pasado ante el Arsenal en la Europa League y suele sucederle con frecuencia en la Serie A, tal como ocurrió en el último derby frente al Inter.

Su calidad y temple para defender el arco son incuestionables, sin embrago, aún tiene muchísimo por mejorar y ser el hombre de seguridad en su club y en su selección, sobretodo para los momentos más apremiantes, considero que el tiempo lo ayudará a ello, aunque no debe demorarse demasiado; vaya que ‘Il Diavolo’ y la ‘Azzurra’ lo necesitan.