Línea de Cinco.

Ésta semana en Línea de Cinco, las Selecciones Nacionales de gran importancia que buscarán atender el llamado de emergencia a la Copa del Mundo de Rusia 2018, el histórico regreso de Egipto al certamen mundialista, la ilusión de Siria chocará contra la obligación de Australia, Juan Carlos Osorio puede superar los números de La Volpe a pesar de los cuestionamientos y para cerrar el Clásico Joven de la Liga MX.

Llamados de emergencia a Rusia 2018.

Con las eliminatorias mundialistas llegando a su fin en todo el planeta, hay combinados de gran jerarquía que se encuentran en la antesala de un fracaso si no consiguen su boleto a Rusia 2018.

Holanda es quien lo tiene más complicado, lejos quedó el subcampeonato obtenido en Sudáfrica y el tercer lugar de Brasil, ya ni hablar de la ‘Naranja Mecánica’. Hoy en día la selección tulipán debe vencer por diferencia de siete goles a Suecia para aspirar a la justa mundialista y evitar así su segundo fracaso consecutivo (No clasificó a la Euro 2016), situación que el propio Arjen Robben ha reconocido con tristeza que no sucederá.

Dependiendo de sí mismos, pero al borde del abismo, se encuentran Chile y Argentina, campeón y subcampeón de América deberán triunfar en la última jornada para asistir a la Copa del Mundo. Por otro lado, Portugal, vigente campeón de Europa, también depende de sí mismo, pero de no derrotar a Suiza en la última jornada podría toparse con duros rivales en el repechaje europeo, tales como Italia, Dinamarca y posiblemente Croacia.

Estar presente en una Copa del Mundo es cada vez más complicado y más aún cuando no se realizó una gestión adecuada en una eliminatoria tan bravía como la de CONMEBOL, o no se hizo un relevo generacional correcto como en el caso de Holanda. El próximo martes a las nueve de la noche sabremos si estas cuatro grandes selecciones consiguieron su boleto o en su defecto podrán seguir compitiendo por obtenerlo.

28 años después…

Contrario a los combinados nacionales mencionados anteriormente, quien sí estará presente en Rusia 2018 y con todo merecimiento es la Selección de Egipto. Desde Italia 1990 el representativo nacional africano no disputaba un Mundial.

Comandados por el estratega argentino, Héctor Cuper, y contando en su columna vertebral con Ahmed Hegazy (West Bromwich Albion), Mohamed Elneny (Arsenal) y Mohamed Salah (Liverpool), además del veterano guardameta Essam El Hadary que a sus 45 años desborda la energía y la ambición de un joven menor a las dos décadas de edad, Egipto puede ser una de las grandes revelaciones de la próxima Copa Mundial.

El penal convertido por Salah que les brindó el boleto para el Mundial hizo estallar en júbilo a toda una nación que hasta hace poco se vio seriamente afectada por conflictos internos, en una nueva muestra de que el futbol es capaz de unir a los individuos y brindar breves, pero inolvidables momentos de felicidad.

Obligación vs Ilusión.

Continuando con las grandes historias que nos brinda en ocasiones el futbol, Siria mantiene vivo su sueño de poder estar presente en Rusia 2018 y para continuar con él deberá superar a Australia en Sydney, tras igualar en Malasia a un gol.

Lee también   Miguel Herrera culpa a los árbitros de la derrota

Caminos y circunstancias totalmente opuestos viven ambos representativos nacionales, los ‘Socceroos’ como campeones del continente asiático tienen la obligación de llegar a la fase de repechaje contra el cuarto lugar de la CONCACAF, además de tener en el papel jugadores con mayor experiencia y roce internacional para pugnar por su boleto al mundial.

Siria por su parte, sigue sorprendiendo al mundo y no sólo del futbol, el compromiso mostrado por sus futbolistas tienen a su selección en un merecido repechaje de Asia, sin jugar dentro de su territorio por los lamentables conflictos bélicos, quieren seguir asombrando y triunfando dentro del rectángulo verde y por qué no, hasta poner en serios predicamentos a la FIFA si se llegara a dar un duelo contra el representativo de Estados Unidos; veremos quién sale victorioso del pulso entre la obligación y la ilusión.

¿Forma o fondo?

La Selección Mexicana ya clasificada al Mundial, caminando como en los tiempos de Ricardo Antonio La Volpe  y con el primer lugar de su confederación asegurado, está muy cerca de romper el récord de 22 puntos obtenidos en el hexagonal final impuesto precisamente por ‘el bigotón’, en aquellos tiempos el futbol desplegado por el Tricolor era muy diferente, pero los números son similares.

El gran problema de la gestión de Juan Carlos Osorio han sido esos pasajes oscuros que México atraviesa cada partido y de los cuales en ocasiones le cuesta demasiado trabajo salir, como en las goleadas propinadas por Chile y Alemania que eran enfrentamientos realmente trascendentales.

Los duelos ante Bélgica y Polonia en noviembre, serán un buen parámetro que medirá las aspiraciones de México dentro de la Copa del Mundo, dominar es casi una obligación por el nivel de liga y de futbolistas con los que cuenta el representativo nacional azteca, sin embargo, el crecimiento de futbolístico del área también es latente aunque a pasos lentos.

Osorio ya cumplió con la primera parte de su tarea, sus métodos seguirán siendo cuestionados, pero el estratega cafetalero continúa entregando los resultados que le exigen quienes lo contrataron.

Capital con sabor Clásico.

El futbol regresa a la Ciudad de México y ya de entrada nos ofrece un duelo cargado de historia, que en los últimos años nos ha entregado momentos que van desde lo épico hasta lo bochornoso, muchas veces la tragedia y la comedia resumidas en 90 minutos, el partido conocido como el Clásico Joven del futbol mexicano, Cruz Azul frente al América.

El equipo comandado por Paco Jémez parece que comienza a encontrar la luz, luego de ser violentamente sacudido por Pachuca, sus referentes de ataque parecen encontrarse cada vez mejor, sin embargo, todo lo contrario ocurre en la parte baja, donde los errores defensivos siguen de manifiesto en cada partido.

Por su parte, el América de Miguel Herrera luce cada vez mejor y sus números comienzan a parecerse a los de aquél 2013 en el que las ‘Aguilas’ levantaron el título de forma heroica justamente frente a su rival en turno. El Estadio Azul será testigo de otro enfrentamiento más entre ambos clubes capitalinos y esperemos que se escriba una nueva historia de pronósticos reservados.