No Chivas, No es Cardozo

Un técnico más cae en la Liga MX, José Saturnino Cardozo fue cesado por la directiva de Chivas y se convierte en el octavo entrenador que cae en este Clausura 2019.

El Rebaño solo ha conseguido 1 punto de los últimos 15 disputados. Los números son fríos y en México sabemos que en contadas ocasiones son señalados los jugadores o los directivos. La cabeza más rápida de cortar cuando las cosas no suelen ir bien, es la del director técnico.

Pero en Guadalajara las cosas no van mal recientemente, de los últimos 11 torneos solo ha calificado a la liguilla en tres.

La afición es cómplice en mucho, van a decir ustedes y, ¿nosotros porqué? Es fácil, le dieron un valor tremendo a una Copa MX que no significa nada en el futbol mexicano, una Super Copa MX que aún vale menos.

Ganaron la Copa de Campeones de Concacaf, que lo único benéfico que viene adherido a este mega trofeo, es un ticket a un deslucido Mundial de Clubes -en el que no hizo nada-, que la FIFA ya no sabe como darle la vuelta para que llame la atención.

Entonces nos queda reducido de 5 tofeos que Matías Almeyda ganó con Chivas a uno que de verdad tiene valor en el futbol mexicano; ser campeones de Liga. Un campeonato llenó de polémica con un terrible trabajo del árbitro Luis Enrique Santander que, a decir de muchos, habiendo VAR en aquella época difícilmente Chivas hubiera levantado la Copa.

La afición añora, adora y quiere de vuelta a un técnico que maquilló su paso por el club con trofeos de poco valor y que hoy día tiene la peor marca en la MLS ocupando el último lugar con 5 partidos perdidos en fila. Esta etapa de Matías en Chivas, es como aquella señora que quiere verse adinerada y se adorna con alhajas falsas y bisutería barata. Almeyda dejó en el lugar 17 a Chivas y mucha parte de que Guadalajara se encuentre hundido en el cociente por el descenso, es responsabilidad de ese pastor que quieren de vuelta.

Lee también   La naranja mecánica que triunfó

Aún así la afición lo quiere casi secuestrar de la MLS, sí o sí de vuelta en el rebaño, sin analizar que Chivas tiene años en la mediocridad. Una directiva sin conocimientos de futbol, con venta de jugadores clave, con contrataciones mal hechas y con entrenadores que solo sufren con un plantel limitado.

Chivas es un equipo cualquiera desde hace muchos años, campeón de liga de vez en cuando, lo puede hacer Santos, Pachuca, León… y ninguno de ellos es considerado gigante de la Liga MX. Su afición los premia diciendo que son GRANDES, llenando aeropuertos y lobbies de hotel por donde el rebaño pase. Con muy poca autocritica desde la directiva hasta el aficionado de sillón.

Guadalajara no tiene figuras, no tiene referentes, no tiene un gran arquero, no tiene grandes delanteros y no ha tenido grandes técnicos. A Guadalajara le puedes poner cualquier playera, con todo respeto, de equipos como Puebla, Querétaro o Morelia y no veríamos la diferencia.

Guadalajara tiene mucho tiempo que es un equipo del montón.