guardiola bayern munich

[Tiempo de Lectura: 3 minutos]
[Canción para acompañar: «Five to One» – The Doors]

170 kilos de autoridad y belleza, enmarcaban al extinto Tigre Persa que solía circular los parajes desde la península de Anatolia, hasta la remota Mongolia. El «Leopardo viajero», como lo llamaban los Kasajos, era el invitado principal en los circos romanos para hacerle frente a otra bestia de aquellos tiempos: el León del Atlas. Bien dicen que la belleza es efímera, y por la década del ’60, esta especie única dejó de existir en el planeta oficialmente.

La vida es injusta a veces cuando nos quita lo más preciado y nos deja lidiando con las mayorías indeseables. ¿Qué acaso nunca les ha tocado la puerta un Testigo de Jehová a predicarle la «palabra del Señor»? ¿Se han atrevido a darle el placer al mosquito, de dormir sin mosquitero en las playas de Oaxaca? Son especies, cuya existencia es tan inexplicable como la fase de grupos de la Copa MX.

Sin embargo, nos adaptamos y conseguimos convivir con estos seres en una simbiósis irrelevante e intrascendente, hasta que… ocurre un suceso que altera la historia de forma considerable. Si se niegan al Heil Hitler! de la Alemania Nazi, entonces se convierten en el segundo grupo con más muertos después de los Judíos y todo mundo habla sobre ellos. Aparece la Malaria en grandes cantidades, entonces el mosquito se vuelve más asesino que gobierno americano en busca de recursos no renovables.

En el fútbol, cuando un entrenador arma una máquina perfectamente engranada y comienza a dar resultados, a muchos les repudia el hecho de que aparezca una persona ondeando una bandera que en su vida había tomado. Pero es normal. El ser humano rechaza la locura de ir en contra de la corriente y busca la aceptación por naturaleza porque, si su fidelidad está con el más guapo del momento, la opinión de los demás es poco importante mientras haya alegrías que disfrutar.

Lee también   Clásica mezquindad

Sin embargo, nos adaptamos y conseguimos convivir con estos seres en una simbiósis irrelevante e intrascendente, hasta que… ocurre un suceso que altera la historia de forma considerable. Así que, queridos amigos villamelones, la próxima vez que piensen ondear una bandera del Bayern München porque el más guapo del momento les traerá alegrías que algún día disfrutaron bajo un Visca Barça, échense un maratón de Wikipedia, unos cuantos documentales y piénsenle dos veces antes de tomar la decisión de representar, defender y debatir con el presente, una historia exigente y exquisita.

Sígueme en @nicoliszt