Hay quién dice que en la Liga de Inglaterra puede suceder de todo. El campeonato del Leicester y la llegada del Crystal Palace a la final de la FA Cup validan esta teoría. Es cierto que los ingleses son los que inventaron el futbol, pero últimamente, tanto clubes como Selección, han tenido un bajón notable de nivel.

 

MANCHESTER UNITED CHELSEALa última vez que un equipo inglés fue campeón de la Champions League fue el Chelsea en el 2012… Y en esa ocasión fue algo un poco extraño, ya que el Bayern Múnich fue quién propuso el partido. No obstante, el tino de Drogba y el desatino de Robben coronaron al camión azul de Di Matteo.

Después, el Chelsea fue el primer campeón de Champions que quedó eliminado en la fase de grupos del torneo. Justicia divina o vuelta a la realidad. El caso es que ‘Los Blues’ se curaron en salud al ganar la Europa League del 2013, y a partir de ese momento Inglaterra desapareció del plano continental.

El Manchester United, campeón de Inglaterra durante esa temporada, se despidió de Alex Ferguson y así también se despidió de la grandeza que había tenido con el escocés… David Moyes no duró ni un año como entrenador, y Louis Van Gaal, su sustituto, ganó la FA Cup hace unos días. No obstante, sus lugares cuatro y cinco de la tabla, sus más de 300 millones de euros gastados en fichajes y su estilo de juego hicieron que el holandés dejara el cargo un año antes de lo estipulado.

Mientras tanto, el Manchester City, el nuevo vecino incómodo, se pasó los últimos tres años con Manuel Pellegrini con muchos altibajos que no le permitieron alcanzar su real objetivo: La Champions League.

Bajo el mando del ‘Ingeniero’, los ‘Cítizens’ ganaron una Liga y dos Copas de la Liga. Sin embargo, eso no será nunca suficiente si tus jefes se han gastado más de mil millones de dólares en los últimos ocho años con el fin de conquistar Europa.

Por otro lado, el Chelsea confirmó el regreso de José Mourinho. ‘The Special One’, quién se había autoproclamado el mejor entrenador en la historia del club, retornó a Inglaterra después de triunfar en Italia con el Inter, y triunfar, a medias, con el Real Madrid.

La primera campaña fue de adaptación, cómo el propio ‘Mou’ la llamó. En la segunda, el Chelsea conquistó la Premier League pero fue eliminado temprano en la Champions League… Y en la tercera, que debería haber sido la del gran despegue, Mourinho fue destituido al final de la primera vuelta porque el equipo llegó a estar en puestos de descenso.

Lee también   10 Curiosidades de... Javier Aguirre

No olvidemos a Arsenal y Liverpool… Dos equipos que se han conformado a pasar a un segundo plano y se convirtieron en la sombra de lo que alguna vez fueron. Arsene Wenger llegó a ‘los Gunners’ hace casi 20 años, y se ha pasado casi la mitad de ese tiempo sin ganar nada.

El club recuperó la memoria del triunfo y conquistó las FA Cup de 2014 y 2015 y la Community Shield de esos años. Sin embargo, Wenger y sus pupilos no ganan la Liga desde el 2004 y no parece que lo logren pronto.

¿Se puede quejar el club de su plantilla?

Antes vendían a sus figuras, pero desde que se incorporaron Alexis Sánchez y Mesut Özil el Arsenal demostró tener un poder adquisitivo importante. Es cierto que las lesiones han influido en partes trascendentales durante las últimas campañas, pero no es posible que un equipo como éste llegue en primer lugar de a tabla al finalizar la primera vuelta, y se caiga en la segunda mitad del torneo.

¿Seguirá siendo Wenger el indicado, o debería probar el club algo nuevo?

Jürgen Klopp llegó al Liverpool buscando una aventura fuera de Dortmund;  en sus primeros seis meses ‘los Reds’ llegaron a la final de la Europa League, que perdieron con el Sevilla.

Ése logro, una Copa de la Liga (2012) y un subcampeonato liguero (2014) han sido los máximos alcances del club inglés más ganador en Europa. Además de ello, los Reds no han ganado nunca la Premier League, por lo que deben  reinventarse sí o sí.

La llegadas de José Mourinho al Manchester United, Pep Guardiola al Manchester City y Antonio Conte al Chelsea, prometen aire fresco en la parte alta de la tabla. Eso, aunado a que Klopp tendrá por primera vez una planificación completa con el Liverpool y el enésimo intento de Wenger con el Arsenal, también significa que la disputa por la primera posición será una guerra sin cuartel.

Además de ello, no debemos olvidarnos del campeón Leicester ni del siempre aguerrido Tottenham. Los de Ranieri tienen muy pocas probabilidades de conquistar el campeonato, pero ya demostraron que en Inglaterra todo puede pasar.

En francés Premier significa primero. ¿Será que esta feroz lucha por la Liga le permita a los clubes ingleses recuperar las posiciones de honor en Europa?