¡Vergüenza! Cómo España minimizó la soberanía de Kosovo en un partido de fútbol

España el pasado miércoles venció 3-1 a la modesta selección de Kosovo y terminó de buena forma la trilogía de partidos que ha dispuesto la UEFA para salir más rápido del rezago que hay en la clasificatoria al Mundial Catar 2022.

No es noticia extraña el resultado ni el encuentro, pero sí el contexto. Kosovo, estado no reconocido por España, fue tratado de muy mala manera por los medios oficiales del estado español, algo que se preveía desde la previa del partido.

Antes del duelo, se filtró que las autoridades de Televisión Española (TVE) habían informado a sus talentos que no se refirieran al país por su nombre, sino, que, al equipo rival de la Roja les llamaran “Equipo representativo de la Federación de Fútbol de Kosovo”.

Tamaño nombre aniquilaría la fluidez de la narración del partido. Pero, sucedió. “España se enfrenta al equipo de la federación de fútbol de Kosovo esperando no sufrir tanto como en los dos anteriores partidos, que vaya semana llevamos”. Esa fue la apertura de Juan Carlos Rivero, el narrador del encuentro.

Al punto, que en algún momento, el comentarista “Chapi” Ferrer lanzó la papa (o patata, si hablamos entre españoles al narrador) “y de esta manera, juega el equipo que menciona usted”.

Uno de los momentos más esperados era el de los himnos. En la previa del partido, se filtró que en el guión de la transmisión, cuando tocara el himno visitante, marcharían a comerciales. En este caso se apostó por una solución muy genérica, por la presión en las redes sociales. Ni se citó a España ni a Kosovo. «Los himnos del partido» fue el giro escogido. Cero riesgo. En primer lugar sonó la melodía del rival de la Roja; después llegó el turno español.

Muy criticado en las redes como se utilizó la abreviación de Kosovo en minúsculas

¿Por qué toda esta “chapucería”?

TVE culminó el esperpento rotulando a Kosovo en minúsculas en el insert del marcador (y la abreviatura en mayúsculas), en una rabieta infantil que podría haberse evitado simplemente utilizando las siglas de la federación kosovar. Habrá queja diplomática de Kosovo y la respuesta no va a ser fácil.

La explicación es que el estado español no reconoce a Kosovo como un estado. La autodeterminación kosovar sigue siendo un punto de tensión diplomática para algunos países de la Unión Europea, entre ellos España y por ello no se pude citar en una televisión pública.

Lee también   Ronaldinho: 10 Razones Para ir a la Liga MX

Con el apoyo de Estados Unidos y de algunos países de la Unión Europea, Kosovo declaró unilateralmente su independencia: fue el 17 de febrero de 2008, a pesar de que Serbia sigue considerando que es una región de su territorio. En la actualidad, 92 de los 193 estados miembros de las Naciones Unidas sí reconocen a Kosovo como una nación independiente.

País que no se siente serbio, que debate unirse a Albania y que futbolísticamente, logró unificarse más allá de ideas políticas. La pelota les puso en mapa y dio rango de dignidad.

Según recoge el periodista José David López: “Aunque Kosovo debutó como independiente en 2014 (Vs Haití), tras años luchando por reconocimiento, fue aceptado en FIFA-UEFA en 2016. Hoy compite en las distintas categorías de la UEFA”.

Hay un detalle muy importante para la “malcriadez” estatal reflejada en el juego: La independencia de Kosovo es y será vinculada directa o indirectamente con el conflicto catalán. Los independentistas utilizan la forma de emancipación kosovar como ejemplo. Y eso, irrita en Madrid.

Hashim Thaci (presidente kosovar desde 2016 a 2020) dijo en 2018: “España no es Serbia y Cataluña no es Kosovo”.

Los jugadores kosovares, muy dignos, cantando su himno

Molestia total

“El intento de los españoles de minimizar la condición de Estado de Kosovo en el partido del 31 de marzo por las eliminatorias mundialistas Qatar 2022, refiriéndose a Kosovo como territorio, es en vano e injusto. Son conscientes de que en esta fecha se enfrentarán a la Selección Nacional de Kosovo, que se presentará como cualquier otro país”, dijo de la federación kosovar en un comunicado.

“Los criterios de la UEFA y la FIFA son tan claros como el cristal y España lo sabe, así que lo que se diga y se escriba no cambia estas reglas y de ninguna manera las cambiará. Si quieren justificarse frente a los medios de comunicación nacionales es su problema, pero Kosovo no hará ninguna concesión: sólo jugaremos de acuerdo con los estrictos criterios y reglas de la UEFA, con el himno nacional y la bandera, de lo contrario, el partido no se disputará”, cerraron.

En este sentido, desde UEFA se dieron todas las garantías para que el partido se dispute bajo la normativa FIFA y pudo desplegar su bandera y sonar su himno en el césped La Cartuja (Sevilla).

Al final, todo quedó como una pataleta de mal gusto. Ni se sintió que España ganó  3-1 con cierta comodidad luego de varios partidos llenos de dudas.