Vuelve La Liga española, entre crisis y novelas

El sábado arrancará una edición más de La Liga de España, una de las competitivas del mundo, pero devaluada –como todos los campeonatos– por elCovid-19, los protocolos de la pandemia, la reducción de ingresos de los clubs al no poder recibir a la afición y la amenaza de que los derechos de televisión se devalúen.

La antesala de esta temporada puso a tambalear los valores de esta competición. El “Messigate”, ese que amenazaba la salida de uno de los mejores jugadores del mundo y único mega crack que sobrevive en el espacio español, afortunadamente para efectos de marketing, quedó con la continuidad del argentino en el Barcelona.

Una liga que perdió a Neymar y luego a Cristiano Ronaldo en dos años consecutivos debe replantearse muchas cosas. Aparte que la continuidad de Messi es una alegría de tísico. La pelea con la directiva va a seguir y más en un curso marcado por las elecciones de marzo. Barcelona estará marcada por una fuerte guerra política.

Inestabilidad del Barcelona

Uno de los titanes de Europa está en plena reconstrucción. Bajo la doctrina militar de Ronald Koeman, con una plantilla que en lo teórico es bastante competitiva (llegadas como Pjanic le dan valor), pero que, al menos de arranque, será un barco buscando un rumbo.

Otro que busca reconstrucción, pero es una verdadera lancha naufragada es el Valencia. Un cuadro con cierta reputación internacional, hoy fue víctima de una desbandada de jugadores importantes. Dirigencialmente, fue catastrófico y esta temporada promete ser de mucho sufrimiento. Perdieron a Garay, Piccini, Ferran, Coquelin, Parejo y Rodrigo. Ingresaron más de 60 millones en ventas, pero todo va para tapar el hueco dejado por la mala administración.

Pero no es la mayoría. Casi todos los clubes se presentan a un nuevo curso con plantillas casi idénticas a las de la temporada anterior. Incluyendo al campeón, el Real Madrid que no ha gastado ni un solo euro en fichajes este verano para combatir los efectos de la crisis. España ha quedado como la cuarta liga en Europa en cuanto a gastos de fichajes, por detrás de Inglaterra, Italian y Francia. Crisis económica

Equipo ganador, Madrid no lo toca

Y es que el mejor éxito es retener todos los talentos que le dieron el último título. Sigue siendo un gran plantel y es favorito a repetir. Casemiro, Sergio Ramos, Benzema, Kroos, Modric y hasta Hazard, con sus “llantas” en la panza, que parece ser lo único que inquieta en el club. Ya quisiera su rival, Barcelona, tener esa nimiedad de preocupación.

Lee también   Chile: Crónica de una muerte anunciada

Atlético de Madrid sigue pareciendo peleón, pero aparecen en escenas equipos como Sevilla, que fichó a muy buen precio a Rakitic e incorporó a Suso; Real Sociedad con el fichaje de David Silva, más Granada y Villarreal que pueden animar esa “otra liga” donde no pelean ni Real Madrid ni Barcelona.

En cuanto a nueva normalidad, El País de España recoge lo siguiente: “Por una vez, Liga y Federación se entendieron para el protocolo que afectará a la competición. Entre las nuevas normas, la obligatoriedad de que cada entidad presente un campo alternativo fuera de su comunidad autónoma. Los clubes sólo podrán aplazar un partido por temporada —dos en Segunda—, no más allá de la jornada 30. Para un encuentro, deberán acudir un mínimo de 13 futbolistas, cinco de ellos del primer equipo si es por causa de la covid. Seguirán los cinco cambios y los equipos podrán llegar al campo con sólo 40 minutos de antelación.

La Liga y la Real Federación Española de Fútbol han entrado en conflicto por un tema que al exterior puede parecer banal, pero no lo es: La Liga quiere seguir jugando viernes y lunes, y la RFEF lo niega. La razón es que la RFEF recibe un buen porcentaje por ingreso de entradas de los clubes y en esos días, la asistencia baja. Algo que no tiene mucho sentido en época de pandemia. La Liga seguirá peleando recuperar partidos en estos días y por eso, la patada inicial entre Granada y Athletic de Bilbao, que era para hoy, va para mañana sábado.

Así, en un escenario donde los clubes europeos dejarán de percibir cerca de 4.000 millones de Euros por la pandemia y en el que el valor de los jugadores ha bajado un 30%, arranca una edición de la Liga española. Aunque, hay que recordar, que varios equipos no debutarán hasta la segunda jornada (Real Madrid y Getafe) y la tercera (Barcelona, Atlético, Sevilla y Elche). Por el momento, no habrá público en los estadios.