Contrario a lo que se puede pensar, han existido jugadores que se han dado el lujo de abandonar el estadio donde se está disputando un partido de su equipo; algunos lo hicieron por capricho y otros por necesidad, pero en todos los casos se robaron los reflectores de dicho encuentro.

Lee también   Ancelotti: "Iker se quedará en el Real Madrid hasta el final de su carrera"