En el futbol no todo depende del talento o la determinación del jugadores; en ocasiones, en muchas ocasiones, la suerte es un factor fundamental y nada demuestra mejor lo anterior, que cuando todo se define a través de un volado.

Lee también   Con sus chavos, Atlas alza la mano