Contrario a lo que se puede pensar, hay jugadores que muestran un mejor nivel en sus selecciones nacionales que en sus clubes. Y lo han hecho al grado de convertirse en leyendas de su países, pero en jugadores que van y vienen de un club a otro.

Lee también   Neymar reconoció que no hubiese pagado 222 millones por su fichaje