Accionista de Golden State suspendido tras agredir a Lowry

Lowry fue empujado por el accionista de Golden State / Foto: Vía Twitter
Lowry fue empujado por el accionista de Golden State / Foto: Vía Twitter

La final de la NBA entre Golden State y Toronto , sigue dando de qué hablar y no solo dentro del tabloncillo. Fuera del mismo se han protagonizado diversas polémicas.

Durante el el Juego 3 de la serie, Mark Stevens, accionista minoritario del equipo de California, empujó al base Kyle Lowry, luego de que este cayera en el público tras evitar la salida de una pelota.

El incidente fue difundido en televisión abierta y las reacciones no tardaron en llegar. El propio Lowry, mostró su enojo al final del partido y destacó que el accionista no tenía motivos para hacer lo que hizo.

«No había ninguna razón para tocarme. No tenía ningún motivo para bajar dos filas de asientos para dirigirse a mí de forma vulgar. No hay lugar para este tipo de individuos en la NBA. Espero que nunca más vuelva a asistir a un partido», expresó.

Sanción

La NBA dio a conocer a través de un comunicado que el empresario no podrá asistir a ningún partido de la Liga mientras se realiza la investigación.

«El representante de un equipo debe acogerse a los más altos estándares y la conducta del inversor de los Golden State Warriors. Lo de Mark Stevens va más allá de lo inaceptable y no tiene lugar en nuestra liga. Mientras prosigue la investigación, el señor Stevens no podrá acudir a partidos», expresó el vicepresidente Mike Bass en un comunicado.

Adicionalmente, el empresario deberá pagar una multa de quinientos mil dólares tras lo ocurrido.

Stevens es un empresario cuya fortuna asciende a los 2.300 millones de dólares, ocupando el lugar 962 en la lista Forbes.

Lee también   Tigres fue eliminado por Toronto

El empresario tiene acciones en empresas como PayPal, Google y LinkedIN. La multa solo representa un 0,002% de su patrimonio.

¿Y Drake?

Sin duda alguna que la sanción está totalmente justificada. Pero qué pasa con el caso de Drake.

El rapero ha sido foco de diversas polémicas tras estar en la zona dispuesta solo para cuerpo técnico y jugadores.

Sin embargo, la NBA, solo ha emitido un comunicado en el que se le notifica a Toronto que regule el comportamiento del aficionado.

Una sanción como la de Stevens, resolvería la soberbia actuación del artista que se cree dueño del tabloncillo.