El exjugador mexicano de las Grandes Ligas, Esteban Loaiza, de 46 años, fue arrestado el pasado 9 de febrero por la posesión de sustancias ilícitas en su vivienda, al sur se San Diego, California.

El exbeisbolista llevaba semanas bajo sospecha por tráfico de drogas y, gracias a una multa menor de tránsito, revisaron el auto y se encontró un compartimento vacío usado normalmente para contrabando. Luego de eso, se emitió una orden para revisar su hogar y encontraron cerca de 20 kilos de cocaína y heroína destinada para su venta con un valor aproximado de 20 millones de dólares.

Loaiza jugó en las Grandes Ligas con los Atléticos de Oakland, Piratas de Pittsburgh, Rangers de Texas, Medias Blancas de Chicago, Dodgers de Los Ángeles, Azulejos de Toronto, Yankees de Nueva York y los Nacionales de Washington entre 1995 y 2008.

Actualmente se encuentra recluido en un centro de detención ubicado en South Bay, California. El juez impuso una fianza de 200.000 dólares para obtener la libertad condicional.

No es la primera vez que la ley actúa sobre Loaiza, en 2006 fue arrestado en la ciudad de Oakland por manejar en estado de ebriedad y luego, en 2013, fue apresado en Tijuana, México, por consumir alcohol acompañado de otras personas en la parte trasera de un taxi.

“Muy a menudo vemos a personas que tienen mucho dinero o mucha fama estar involucrado en este tipo de actividades ilegales. No tienen una necesidad económica como para caer en eso. Al contrario, ellos deben ser un ejemplo para la comunidad”, declaró Jesse Navarro, portavoz de la fiscalía de San Diego.

Lee también   La última noche del Infierno Solar

Adicionalmente, el exgrandeliga se encontraba en medio de unos problemas legales con la cantante Cristina Eustace por la manutención de su hijo.