Piratas de Pittsburgh vencieron 11-4 a Rojos de Cincinnati en el Baseball de las Grandes Ligas de la MLB estadounidense. Sin embargo, el juego tuvo un final desafortunado, por una batalla campal entre ambos equipos.

El relevo de los Rojos, Amir Garrett, se dirigió al dugout de los Piratas y lanzó golpes contra beisbolistas de los Piratas durante la 9na entrada. Iniciando así una trifulca entre ambos planteles.

Los problemas se desencadenaron cuando el relevo de los Piratas, Keone Kela, golpeó con una bola al segunda base Derek Dietrich en el séptimo episodio.

El juego se fue calentando al punto que todo terminó con una explosión de agresiones y violencia, algo que rápidamente trascendió a los medios.

Lee también   El doblete de Messi de tiro libre contra el Celta de Araujo