Durante la ceremonia de pesaje, tanto el Canelo Álvarez como Gennady Golovkin, estuvieron dentro del peso establecido para la pelea, 160 libras, de este sábado 15 de septiembre en el T-Mobile Arena.

En un vibrante y emocionante pesaje, ambos boxeadores protagonizaron un cara a cara que casi sacó chispas entre ambos y encendió el recinto en el que se verán las caras este sábado.

Golovkin, el campeón kazajo, quien buscara defender por vez número 21 su título a nivel mundial, fue quien subió primero a la báscula y registró un peso de 159.6 libras.

Por su parte, el Canelo Álvarez también estuvo por debajo de las 160 libras, al marcar 159.4 libras. El mexicano no tiene un combate en el ring desde la primera pelea contra el kazajo de septiembre del 2017.

Después del pesaje, los ánimos se caldearon, cuando en el cara a cara Golovkin y el Canelo no se dijeron ningún tipo de cosas buenas o se desearon lo mejor para la pelea, por este motivo, los equipos de los dos pugilistas tuvieron que intervenir para que la pelea no comenzara un día antes de lo pautado.

Aunado a esto, esta fue la primera ocasión en la que ambos boxeadores se cruzaron nuevamente luego de haberlo hecho por última vez en la gira de medios de la revancha que estaba programada para el pasado 5 de mayo, la cual no resultó, y a excepción, de la presentación ante los medio del pasado día miércoles, en la que Golovkin y el Canelo no posaron ante las cámaras.

Lee también   "Canelo" Álvarez firmó el contrato más grande en la historia del deporte