Chiefs pueden perder a dos de sus piezas para el Super Bowl por COVID-19

Foto vía Twitter @Chiefs

Los Chiefs de Kansas City, actuales campeones del Super Bowl, corren el riesgo de perder para el juego de la edición 55 frente a los Tampa Bay Buccaneers al abierto Demarcus Robinson y al centro suplente Daniel Kilgore, debido a que tuvieron contactos con afectadas por la COVID-19.

La edición 55 del Super Bowl se jugará este domingo, por primera vez en su historia en la casa de uno de los equipos clasificados, en este caso la de los Chiefs, cuyo campo es el Raymond James Stadium, en Tampa (Florida).

Robinson y Kilgore podrían enfrentar a los Tampa Bay Buccaneers si completan cinco días seguidos con pruebas negativas. Robinson, de 26 años, tuvo un récord personal de 45 recepciones para 466 yardas y tres ‘touchdowns’ esta temporada.

Kilgore, de 33 años, apareció en siete partidos, incluidos cuatro como titular, esta temporada, su primera con los Chiefs. El veterano de 10 años figura como centro suplente de Kansas City detrás de Austin Reiter.

Lee también   ¿Quién es quién en el Super Bowl? Seattle Seahawks