A causa de una lesión en la rodilla derecha Rafael Nadal, vigente campeón del US Open, abandonó su partido de semifinales frente a Juan Martín Del Potro en suelo estadounidense y así el argentino llegó a su segunda final de un Grand Slam, primera desde que ganó el torneo neoyorquino en el 2009 frente a Roger Federer .

El tenista español estaba abajo por dos sets (6-7, 2-6) cuando decidió parar el enfrentamiento y así producir su tercera retirada de un partido de Grand Slam, tras los cuartos de final del Australian Open 2010-frente a Andy Murray- y del 2018 -frente a Marin Cilic-.

Con 4-3 en el marcador en el primer set, Nadal pidió la presencia del fisioterapeuta para colocarse el mismo vendaje protector que utilizó durante su partido de tercera ronda frente al ruso Karen Khachanov.

Del Potro desperdició dos bolas de set con 5-4 a su favor y tuvo que esperar hasta el tiebreak para adjudicarse el primer parcial. Para el segundo se notó el desgaste físico del mallorquín, pues le costaba correr hacia adelante y eso lo aprovechó el argentino para llevarlo a la red y terminar las jugadas con Passing Shots.

Rafael todavía pudo levantar dos bolas de quiebre en el segundo juego del parcial siguiente pero, con el marcador 2-1 en contra, el dolor ya era insoportable. El tandilense quebró el servicio del número uno del mundo hasta colocarse 4-1, y Nadal ya miraba más hacia el banquillo que a su adversario.

Juan Martín Del Potro, actual número tres del mundo, espera en la final al rival que saldrá del enfrentamiento entre el serbio Nova Djokovic y el japones Kei Nishikori.

Lee también   Djokovic se prepara para Wimbledon en Eastbourne