Luego de haberse quedado sin estadio propio tras la llegada de la Formula 1 a México, los Diablos Rojos estuvieron jugando en un estadio provisional desde entonces, pero dicha situación ha llegado a su fin, pues el día de ayer inauguraron de manera oficial el que será su nuevo recinto.

Llamado oficialmente Alfredo Harp Helú, el evento contó con la presencia de importantes personalidades de todos los ámbitos, destacando la presencia del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconocido aficionado del béisbol y quien fue el encargado de lanzar la primera bola del recinto.

Para la inauguración del estadio, los Diablos Rojos enfrentaron a un equipo de los Padres de San  Diego; un equipo con los mejores prospectos que tiene este equipo de las ligas mayores, que empañó el festejo del equipo, pues una gran ofensiva generó un total de 11 carreras, frente a las dos que consiguieron los Diablos.

Los Diablos Rojos son uno de los equipos más ganadores de la Liga Mexicana de Beisbol y por ello resultaba un poco raro que no tuvieran un estadio digno de esto; ahora por fin lo tienen y habrá que ver si con ello no consiguen ampliar su dominio en este deporte.

Lee también   JORNADA 15 DE LA NFL