Los Angeles Dodgers vencieron por 3-2 a Boston Red Sox por el 3er juego de la Serie Mundial de las Grandes Ligas de Baseball (serie favorable a los de la costa este por 2-1). Juego de pelota que se convirtió en el más largo de la historia de la Serie Mundial. Más de 7 horas y 18 innings necesitaron los californianos para descontarle ventaja a los de Masachussetts.

LA Dodgers abrieron el marcador en el 3er inning con un home run de Joc Pederson. Sin embargo, Jackie Bradley igualó el encuentro para Red Sox al anotar un cuadrangular a falta de una entrada para terminar el juego.

El desempate fue obra del dominicano Eduardo Núñez, que bateó una pelota para asegurar la primera base y permitir que su compañero Brock Holt lograra la segunda carrera a favor de los de Boston.

Minutos después, el cubano Yasiel Puig hizo lo mismo para que Max Muncy firmara una carrera y obligara una vez más el desempate. Transcurrieron cinco entradas más para que el mismo Muncy se encargara de cerrar el tercero de los siete juegos de la Serie a favor de los Dodgers con un home run en el estadio Dodgers de Los Angeles. Ahora la serie está 2-1 en favor de Red Sox.

Serie Mundial

En la previa del juego, J.D. Martínez, de los Red Sox, y Christian Yelich, de los Milwaukee Brewers, recibieron el Premio Hank Aaron que se otorga anualmente al mejor bateador de la Liga Americana y la Liga Nacional, respectivamente.

La Serie Mundial de las Grandes Ligas continúa este sábado en California, donde el elenco angelino seguirá luchando por la que sería su primera corona de las Ligas Mayores de Béisbol (MLB) desde 1988. Mientras que Red Sox quieren conseguir su cuarto título en los últimos 15 años.

Lee también   Mellizos retirarán el número '7' de Joe Mauer

Las ciudades estadounidenses de Los Angeles y Boston cuentan con una histórica rivalidad deportiva de costa a costa. Así lo demuestran los clásicos duelos entre Lakers y Celtics en la NBA. Mientras que en el baseball, no protagonizaban un duelo por el título desde el lejano 1916, cuando Dodgers tenían su sede en Brooklyn, y la victoria fue para Red Sox.