El duro precio de la victoria de Golden State

Durant será baja por el resto de la eliminatoria

Todo parecía alegría en el Oracle Arena de Oakland tras la victoria de Warriors de Golden State en el quinto juego de las finales de conferencia. El resultado los puso a uno de clasificar a dicha instancia, pero el precio que se pagó fue alto: lesión y baja por el resto de la serie de Kevin Durant.

Los actuales campeones de la NBA doblegaron en un reñido encuentro 104-99 a Rockets de Houston. Llegó igualado a 72 en el último cuarto, pero el quintento de la bahía fue capaz de superar a su contrincante.

El alero aportó 22 puntos al triunfo, pero sufrió un tirón en la pierna a la altura de su pantorrilla tras ejecutar un lanzamiento al aro, provocando su segura ausencia para el final de la llave.

Si bien el  club californiano informó la zona de la molestia, no dejó claro el tiempo de recuperación. Se estima según la gravedad de la misma: si es leve, podría durar semana y media afuera, pero si se trata de dolencias extremas podría no volver a los tabloncillos por lo que resta de campaña.

De prorrogarse a siete duelos, los enfrentamientos ante los tejanos finalizarán el domingo, nuevamente en el recinto donde han traído tres de los últimos trofeos del baloncesto norteamericano.

Con su ausencia se pierde un promedio de 26 puntos por partido durante la ronda regular.

Lee también   ¡Estás cab... LeBron!

Junto a la “Durantula”, el entrenador Steve Kerr también tiene “entre algodones” a Andre Iguodala y Shaun Livingston, quienes en condiciones normales se perfilarían como sustitutos de campo del estelar alero.

De igual forma, el estratega tampoco puede disponer de DeMarcus Cousins, también lastimado e inhabilitado por esta eliminatoria.

Golden State volverá a jugar ante Houston este viernes en el Toyota Center de esa ciudad. Si ganan, se apuntarán en la fase previa a la final de la campaña (ante el ganador de Nuggets de Denver y Trail Blazers de Portland. Buscan defender su bicampeonato.