Torres mala
Epitacio Torres fue el primero en llegar los mil imparables en la LMB

Ayer se cumplieron 44 años del fallecimiento de Epitacio Torres, mejor conocido como «La mala»  quien falleciera el 21 de abril de 1971.

Hablar de «La mala» Torres es dirigirnos a uno de los más grandes ídolos e históricos del béisbol mexicano. Su legado es aún más grande ya que durante su época como jugador (años 40’s) el rey de los deportes en México estaba lleno de jugadores extranjeros. Entre cubanos y norteamericanos, la Liga Mexicana de Béisbol parecía no tener espacio, irónicamente, para ver nacer a ídolos aztecas.

Sin embargo, Epitacio Torres no tomó en cuenta eso y el de Villadama, Nuevo León entró en los libros de historia de la pelota caliente de nuestro país al convertirse en el primer jugador en llegar los mil imparables dentro de la Liga Mexicana. 

Fue el 11 de septiembre de 1947 en el extinto Parque Delta (sí, en donde hoy se encuentra el centro comercial), ahí conectó tres hit’s que lo alzaron como el primero en el rubro. La anécdota fue su compañero Agustín Bejarano llegaba al juego con 999 imparables y todo indicaba a que sería él en llegar primero a esta cifra, sin embargo no ocurrió así puesto que no pudo conectar ninguna bola en el encuentro. Torres llegó al juego con 997 hit’s.

Jardinero derecho y poseedor de una zurda potente a la hora de lanzar, Torres es el máximo ídolo de la afición norteña en cuanto a béisbol se refiere, su equipo siempre fueron los Sultanes de Monterrey, club en donde jugó 18 temporadas y ganó cuatro títulos, además de ser novato del año en 1939.

Lee también   5 comentaristas que hicieron el ridículo

Epitacio jugó 13 juegos de estrellas, fue considerado unos de los mejores en los años 40’s y por ende uno de los mejores en la historia de la Liga Mexicana de Béisbol.

Al final de su carrera dejó las siguientes cifras: 309 milésimas en 1,518 juegos; 5,896 veces al bat; 933 carreras; 1,823 imparables; 253 dobles; 77 triples; 46 jonrones; 855 carreras impulsadas; 686 bases por bolas y 119 bases robadas.

¡Histórico!