Damian Lillard, como ya lo ha hecho varias veces en su carrera, tomó la última bola en el duelo ante los Thunder de Oklahoma City y nuevamente no defraudó a la afición presente en el Moda Center.

El base metió un triple faltando milésimas de segundo, ante la marca de Paul George, para dar la victoria 118-115 a los Portland Trail Blazers y liquidar la serie frente a la franquicia de Oklahoma (4-1).

Lillard, quien culminó con 50 puntos, siete rebotes y siete asistencias, anotó 34 unidades en la primera mitad, estableciendo un récord en playoffs para su equipo. Nadie había conseguido tantos puntos antes del entretiempo desde que Steve Nash sumó 35 contables en 2005.

Trail Blazers se medirán a Nuggets de Denver o Spurs de San Antonio en la semifinal de la Conferencia Oeste. El cruce lo domina el conjunto de Nikola Jokic y compañía 3-2.

Lee también   San Antonio venció a los Suns en intenso duelo en la Arena de México