Dak Prescott y los Vaqueros de Dallas finalmente encontraron la forma de ganar sin su estelar corredor, el suspendido Ezekiel Elliott y mantienen vivas sus esperanzas para alcanzar un lugar de comodín en la Conferencia Nacional.

La pregunta es si los campeones defensores del Este de la NFC encontraron la fórmula a tiempo para salvar sus cada vez menores aspiraciones de Postemporada. Prescott lanzó dos pases de touchdown, incluyendo uno a Dez Bryant para romper un récord de la franquicia, y los Vaqueros derrotaron anoche por 38-14 a los Pieles Rojas de Washington.

Prescott, el Novato Ofensivo del Año la temporada pasada, se recuperó de una lesión en la mano y encontró a Bryant, quien concretó el touchdown de 13 yardas con una recepción en el aire para su primera anotación en seis juegos y la número 72 en su carrera, superando lo hecho por el miembro del Salón de la Fama, Bob Hayes.

Los Vaqueros (6-6) gozaron de un buen inicio gracias a las tres entregas de balón en la primera mitad, y cuatro en total, de los Pieles Rojas (5-7) y mantuvieron el ímpetu en la segunda mitad con una ventaja de 21-7, después de haber sido superados 72-6 después del descanso en sus tres derrotas consecutivas sin Elliott.

Alfred Morris, el reemplazo de Elliott durante su suspensión de seis juegos por un caso de violencia doméstica, finalizó con 127 yardas por tierra y el touchdown que selló el triunfo de Dallas.

Los ´Cowboys´ obligaron a Filadelfia, poseedor de la mejor marca de la NFL, a esperar al menos hasta el domingo para asegurar el título divisional. Pero Dallas aún enfrenta un camino adverso hacia la Postemporada, y dos juegos más sin “Zeke”.

Lee también   Los Raiders podrían jugar en San Antonio

¿Se lograrán meter los Boyz?