Emocionado, recordando con lágrimas a su fallecido padre, el griego Giannis Antetokounmpo recibió la noche del lunes 24 de junio el premio Jugador Más Valioso de la NBA en los NBA Awards en Los Angeles.

Giannis es el tercero más joven en ganar el premio. Foto vía Twitter.

La estrella de los Milwaukee Bucks se alzó por el galardón sobre la figura de los Houston Rockets, James Harden, quien partía como favorito y que fue uno de los finalistas junto a Paul George de Oklahoma City Thunder.

“Cada vez que pisaba la duela, mi papá me motivó y aunque sintiera dolor o no tuviera ganas de jugar, lo hacía. Quiero agradecer a mis sorprendentes hermanos. Los amo, son mis modelos a seguir. Gracias por todo lo que hacen por mí. Quiero agradecer a mi increíble mamá. Es mi heroína”, dijo el ala-pívot.

Giannis tuvo una temporada regular de ensueño, liderando a Milwaukee, mejor récord de la primera fase de la campaña con 60-22.

El europeo tuvo promedios en la regular de 27.7 puntos por juego, 12.5 rebotes y 5.9 asistencias. En los playoffs, donde los ciervos alcanzaron la final de la Conferencia del Este en la que cayeron contra los campeones Toronto Raptors, Giannis alcanzó 25.5 unidades, 12.2 atrapadas y 4.9 pases buenos.

Además, Antetokounmpo se unió a Kareem Abdul-Jabbar como el segundo jugador de los Bucks que gana el premio como Jugador Más Valioso de la NBA. Y con sólo 24 años, Giannis se convirtió en el tercero más joven en las últimas 40 temporadas que gana el premio, luego de Derrick Rose y LeBron James.

Doncic, el Novato del Año

El esloveno Luka Doncic (20 años), de los Dallas Mavericks, fue elegido Novato del Año. Obtuvo 98 de los 100 votos de los periodistas seleccionados para la elección.

Lee también   Este tipo tiene el récord mundial de flexiones en 1 hora

El camerunés Pascal Siakam, de los campeones Raptors, fue el Jugador de Mayor Progresión. Por su parte, Rudy Gobert (Utah) fue el Defensivo del Año y el Mejor Sexto Hombre para Lou Williams (Clippers).

Mike Budenholzer ganó el premio como Coach del Año tras guiar a los Milwaukee Bucks a un récord de 60-22 en temporada regular y a las Finales de la Conferencia del Este.