Kevin Durant informó que tuvo que someterse a una cirugía debido a que se rompió el tendón de Aquiles en el partido pasado en Toronto.

El pívot de los Golden State Warriors publicó una fotografía a través de sus redes sociales comunicando de la operación debido a la ruptura de su tendón.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por 35 (@easymoneysniper) el

Además, Durant manifestó que aunque le duela, el baloncesto es su mayor pasión y por eso quiso arriesgarse a jugar el quinto partido contra los Raptors.

«Rompí mi Aquiles. La cirugía fue hoy y fue un éxito. Me duele profundamente, pero estoy bien. El baloncesto es mi mayor amor y quería estar allí esa noche porque eso es lo que hago. Quería ayudar a mis compañeros de equipo en nuestra búsqueda del tercer título«.

Adicionalmente, KD señaló que su recuperación será muy rápida debido a que tiene a su familia y amigos, además de reafirmar que está bien.

«¡Mi camino de regreso comienza ahora! Tengo a mi familia y a mis seres queridos a mi lado y apreciamos sinceramente todos los mensajes y el apoyo que las personas nos han enviado. Como dije el lunes, me duele profundamente, pero estoy bien«.

Cabe recordar que Durant ya había sufrido la lesión de su tendón en la serie contra Houston Rockets, lo que le impidió terminar la serie, jugar contra Portland por la final de Conferencia Oeste y participar de los primero juegos de las Finales de NBA.

Cuando ya estuvo «preparado» tuvo que salir en el segundo cuarto del quinto partido contra Toronto luego de sentir el tirón de la ruptura.

Lee también   Stephen Curry: El cambiador de paradigmas